Septiembre es un mes muy importante para la moda. Nueva York, Londres, Madrid, Milán… las principales pasarelas mundiales se dan cita para sorprendernos con las propuestas más esperadas para la primavera/verano del próximo año y así, tomamos nota, en primicia, de lo que se verá en todos los escaparates de las principales boutiques del mundo. ¡Es tiempo de disfrutar de la moda!

Pero no sólo la moda es lo importante, el maquillaje también es esencial para lucir un look impecable. Bajo las brillantes luces de la pasarela, la piel ofrece su mejor momento con la ayuda de un grupo de elementos esenciales en el cuidado de la piel. ¿Quieres descubrirlos? Cuida tu maquillaje y completa tu look de celebrity. ¡Es la hora de ponerse guapa!

PREPARA TU PIEL PARA LOS FOCOS

Es imprescindible que muestres una piel suave y aterciopelada que acapare todos los flahes, y para ello tienes que llevar a cabo unos pasos básicos. Toma nota y ¡cambia el aspecto de tu cara!

- Comienza por exfoliar tu piel una vez a la semana y limpiarla siempre que vayas a irte a dormir. Nunca dejes restos de maquillaje, pues no dejarás que tu piel respire y se oxigene mientras duermes.

- Sobre tu rostro completamente limpio y, antes de maquillarte, aplica un serum y una crema hidratante específica. Si la piel que rodea tus ojos muestra pequeñas arrugas de expresión y patas de gallo aplica, además, un contorno de ojos específico que hidrate tu piel y le devuelva un aspecto más joven y luminoso.

- Con la piel perfectamente hidratada y limpia, es momento de maquillarte. Para ello, aplica la base alisadora Studio Secrets por todo tu rostro, con leves movimientos circulares, incidiendo en zonas como la nariz, la frente o los pómulos.

- Seguidamente, aplica la base de maquillaje Luz Magique y para retocar las ojeras y pequeñas imperfecciones, aplica tu lápiz corrector iluminador Luz Magique difuminando el producto suavemente con tus dedos.

- Para mostrar un rostro mate y un maquillaje más duradero, aplica unos polvos traslúcidos por todo el rostro, pero procura usar unos polvos del mismo tono que tu piel o incluso sin color. Recuerda que debes mostrar un rostro completamente natural, ¡cómo si no fueras maquillada!

- Como toque final, aplica unos polvos de sol para aportar un tono bronceado a tu cutis. Incide especialmente en tus mejillas para aportar un toque dorado y lleno de luz sobre tu rostro. ¡Este es tu rostro a prueba de focos!

Si tu piel es grasa o con tendencia a sudar, ten a mano siempre papelitos anti-brillo. Una solución impresionante para absorber la grasa y matificar tu rostro. ¿Preparada para lucir una piel perfecta?