Si para ti la vuelta del verano es sinónimo de manchas en la piel, pon en marcha un plan de cuidados de belleza centrados en disimular su apariencia y proteger tu rostro frente al sol. Te contamos cómo conseguirlo.

Existe un tipo de piel propensa a la aparición de manchas. Si éste es tu caso, en invierno también tienes problemas de hiperpigmentación, pero es el verano y el buen tiempo los que provocan que las manchas se vean más oscuras. Esta es una de las (muchas) razones por las que es vital utilizar una crema con protección solar alto cuando vas a la playa, piscina o simplemente a caminar por la calle.

Pero cuando el verano ya llega a su fin y descubres que el color de tus manchas se ha intensificado, debes tomar las riendas de la situación y ser constante con tu rutina de cuidados. Si todavía no sabes qué productos debes utilizar no te preocupes, te damos las claves para elegir los que mejor te van y la forma en la que debes aplicarlos.

CÓMO DISIMULAR LAS MANCHAS EN LA PIEL

1. PROTECCIÓN SOLAR COTIDIANA

Lo primero es concienciarte de que la protección solar no se limita solo a la estación veraniega; debes tomarte como una obligación el aplicar este tipo de cuidado todos los días del año para mantener controlada la intensidad de las manchas.

Te proponemos que elijas una crema antiarrugas que contenga SPF para aprovechar los beneficios de estos cosméticos a la vez que proteges tu piel del sol. Una buena opción es la Crema de Día Revitalift Laser con SPF20 que remodela los contornos del rostro y lo hidrata intensamente.

Cómo se usa: Aplícala a diario sobre rostro y cuello.

2. TRATAMIENTO CONCENTRADO

El sérum es un tratamiento que no puede faltar en cualquier rutina de belleza. En tu caso, debes encontrar un cuidado que uniformice el tono de tu piel como el Sérum Anti-Edad Revitalift Laser. Su fórmula ayuda a reducir visiblemente la apariencia de los poros y tiene un ‘efecto piel nueva’.

Cómo se usa: Aplícalo antes de tu crema de día o de noche con suaves movimientos circulares.

3. EXFOLIACIÓN LUMINOSA

Para terminar, limpia tu piel en profundidad 3 veces a la semana con la Mascarilla Exfoliante Iluminadora de la gama Arcillas Puras. Está enriquecida con extracto de Limón Yuzu, conocido por su capacidad unificadora para clarificar la piel y tratar el tono irregular.

Cómo se usa: Aplica una fina capa de producto sobre tu cara (evita la zona del contorno de ojos y labios); deja que actúe de 5 a 10 minutos hasta que la mascarilla se seque por completo; para terminar, aclárala con abundante agua hasta retirarla por completo.

Truco: Cuando aclares tu mascarilla, realiza suaves movimientos circulares para potenciar el efecto exfoliante de sus micro-partículas.

Termina el verano con una piel de tono uniforme gracias a la rutina que reduce la apariencia de las manchas.