Reafirma las mejillas caídas y suaviza tus rasgos con una serie de cuidados enfocados a reforzar la función de sujeción de tu piel. Ponle freno al descolgamiento y siente tu piel más nutrida y radiante día tras día.

A partir de los 30 años, la piel comienza a perder su elasticidad natural, pero si bien durante estos años las consecuencias no son todavía notables, en la etapa de madurez el descolgamiento empieza a ser obvio en muchas zonas del rostro. Una de esas zonas son las mejillas, que pierden su firmeza y provocan que tu expresión parezca más triste y cansada.

Si tu estructura ósea es fuerte y marcada, los pómulos prominentes te ayudarán a ‘sujetar’ las mejillas durante más tiempo; sin embargo, si tienes unos rasgos suaves, perderás la firmeza mucho más rápido.

La buena noticia es que existen cosméticos diseñados para aportar densidad y firmeza a tu piel, como la gama Age Perfect Anti-Descolgamiento & Anti-Manchas, que incluye 3 productos para que lleves a cabo una rutina de belleza completa. ¡Aprende a utilizarlos!

CÓMO REAFIRMAR TUS RASGOS EN 3 PASOS

La gama Age Perfect Anti-Descolgamiento & Anti-Manchas está formulada con ingredientes elegidos para nutrir, reafirmar e igualar el tono de la piel como: los péptidos de soja, que aportan densidad a la piel para reforzar su función de sujeción; o el activo Melanin – Block combinado con Filtros UV, que ayudan a reducir las manchas oscuras y prevenir su reaparición.

Sigue estos 3 pasos a diario y comprueba cómo tu piel mejora progresivamente:

  1. CREMA DE DÍA: Por la mañana, aplica este cuidado que aporta densidad y firmeza a la piel. ¿Sus beneficios? Los rasgos se suavizan, ‘se sostienen’ y el tono se vuelve uniforme.

    Truco: Aplícala sobre rostro y cuello con movimientos ascendentes para favorecer el ‘efecto lifting’.

  2. CREMA DE NOCHE: Antes de acostarte, fomenta la elasticidad y redefine los contornos mediante la aplicación de este tratamiento que actúa mientras duermes. Además, este cuidado actúa sobre las manchas para reducir su apariencia.

    Cómo se aplica: Su textura untuosa y envolvente consigue que notes la piel intensamente nutrida y confortable de forma inmediata.

  3. CONTORNO DE OJOS: Cuida una de las zonas más delicadas del rostro con un cosmético específico te ayudará a conservar una mirada de aspecto radiante, siempre. Recupera la flexibilidad y el confort alrededor de tus ojos con una acción ‘efecto tensor’ en los párpados.

    Cómo se aplica: Debes utilizar el dedo anular cuando apliques cualquier contorno de ojos porque es el que menos fuerza ejercerá sobre tu piel. Realiza suaves tapeteos alrededor del ojo con esta crema untuosa y fresca.

Trabaja de la mano de tratamientos innovadores que luchen contra el descolgamiento de la piel para sentirte rejuvenecida.