Quieres lucir un rostro impecable todo el día, pero observas como a medida que van pasando las horas, tu base de maquillaje se cuartea o simplemente desaparece y tu aspecto comienza a parecer cada vez más descuidado, sin el aspecto con el que saliste de casa por la mañana. ¡Ahora es posible cambiarlo! Muestra un rostro radiante y luminoso 24 horas. Tu maquillaje se mantendrá intacto, ¡cómo si te acabaras de retocar!

¿CÓMO ILUMINAR TU ROSTRO?

A todas nos gusta lucir un rostro espléndido y lleno de luz, y además, con un maquillaje que permanezca inalterable todo el día. Para ello, debes seguir un ritual de belleza básico, que se centre en una dosis extra de luminosidad a tu piel de una forma natural, para que brille con luz propia. ¡Sigue estos consejos!

1. Aplica cada mañana, sobre la piel limpia, unas gotas de suero Código Juventud Luz Radiante. Tu piel se mostrará más uniforme, sin manchas y completamente recuperada.

2. A continuación, utiliza la crema de día Código Juventud Luz Radiante, extendiendo el producto por el rostro y el cuello, en movimientos circulares. Verás cómo tu cutis se muestra resplandeciente, ¡con un brillo especial!

3. Llega el turno de maquillarse y para ello, debes procurar aplicar la base de maquillaje que mejor se adapte a tu tipo de piel. Aun así, si tu problema es que tienes la piel apagada y sin fuerza, opta por el fondo de maquillaje Luz Magique. Dejarás un rostro lleno de vida, resplandeciente y con una cobertura perfecta, sin efecto máscara. ¿Un consejo? Nunca utilices un tono de base más oscuro que el color natural de tu piel u obtendrás un indeseable efecto máscara.

Si lo deseas, puedes aplicar iluminador en la zonas donde tu piel de muestre más apagada o tengas más sobras, como las ojeras, las aletas de la nariz o las comisuras del labio.

4. Por último, si quieres obtener un toque de color extra en tu rostro y fijar tu maquillaje durante todo el día, opta por aplicar los polvos de sol Glam Bronze La Terra. ¡Obtendrás el bronceado más deseado!

Si quieres seguir aportando una mirada luminosa y radiante, procura evitar las sombras mate y apostar por colores nacarados y aterciopelados. Prueba colores beige, dorados o rosados que dulcifiquen tus facciones y aporten destellos únicos a tu mirada. ¡Usa el efecto glitter!


Por la noche, recuerda siempre desmaquillar tu rostro y utilizar una crema nutritiva. ¡Cuida tu rostro siempre y verás cómo tu piel comienza a mostrarse radiante por dentro y por fuera!