La importancia de cuidar tu piel no solo se centra en el rostro, sino también en el cuidado corporal y sobre todo, en las piernas. ¿Quieres saber cómo cuidarlas a diario? Te damos todas las claves para enseñar tu parte del cuerpo favorita. Ahora que el verano está cada vez más próximo, ¡empieza a cuidar tus piernas!

¿Cómo hidratar la piel de tu cuerpo?

La crema corporal es un producto imprescindible para mostrar una piel elástica y luminosa. No solo es importante cuidar la piel de tu rostro, también es importantísimo que la piel de tu cuerpo está siempre hidratada y por ello, no debes olvidar nunca aplicar crema o aceite corporal por tus piernas, brazos y abdomen para decir adiós a la piel seca y apagada. ¡Es hora de mostrar una piel extremadamente suave y delicada!

Reafirma, hidrata, exfolia y nutre tu piel con Nutrilift. La fórmula de la Leche anti-sequedad 24h+firmeza Nutrilift ha sido creada por los Laboratorios L'Oréal Paris para un resultado inmediato y de larga duración. Además, su componente principal, el colágeno es un potente activo reafirmarte que alisa y reafirma progresivamente la piel. Y Los Xeralípidos son potentes activos relipidantes que corrigen el resecamiento de la piel y restauran su film hidrolipídico. ¿Aún no lo has probado? ¡Descubre la solución para reafirmar tu piel!


Otros consejos para tener tus piernas hidratadas

Es importante que realices unos cuidados básicos para mostrar tus piernas siempre perfectas. Que no te de reparo usar falda, a partir de ahora, siempre desearás mostrar tu feminidad con unas piernas envidiables. ¡Sigue nuestros trucos!

1. Toma mucha agua, 2 litros al día. El agua ayuda a desintoxicar e hidratar el organismo. ¡Es vital!

2. Usa ropa cómoda. Las prendas muy apretadas no dejan que la circulación se active correctamente y pueden favorecer la celulitis.

3. Haz ejercicio para fortalecer las piernas. Corre, camina, patina, monta en bicicleta…son deportes que te ayudarán a eliminar la piel de naranja y mostrar unas piernas fibrosas y fuertes.

4. Intenta usar métodos no invasivos para depilarte. Utiliza cera tibia, crema depilatoria o la opción permanente, el láser. Observarás como tu piel se muestra más suave y cuidada.

5. Cuando sientas tus piernas cansadas, tómate un baño y refresca tus piernas con agua a baja temperatura.

Ya puedes lucir unas piernas jóvenes y bonitas tengas la edad que tengas, solo tienes que cuidarlas a diario. No escondas tu piernas, ¡es hora de enseñarlas!