El arte de esculpir el rostro mediante luces y sombras se llama Contouring. Te contamos qué productos debes usar para lograr un acabado 10 y crear una rutina Sculpt en 4 sencillos pasos.

Debemos utilizar el maquillaje para acentuar tus rasgos y no para cambiarlos. En lugar de utilizar polvos bronceadores o base de maquillaje para destacar los pómulos, frente, barbilla… utiliza toda la gama de Infalible Sculpt. Te enseñamos a crear la rutina Sculpt:

1. Base de maquillaje contouring

La base de maquillaje Infalible Sculpt proporciona una cobertura óptima y ligera para realizar la técnica de contouring en tu rostro. Es el primer paso que debes tener en cuenta antes de comenzar el contouring.

2. La Paleta de Contouring

Con su fórmula en crema, la Paleta de Contouring, te permite diseñar tu propio rostro, realza tus virtudes y disimula tus defectos. Atenúa y realza con el tono claro, y afina y define con el tono oscuro.


3. Infalible Sculpt Colorete

Realza tu contouring con un toque de color, haciendo que tus mejillas consigan un poco de rubor en tres dimensiones gracias a la “rutina Sculpt”. ¡Realza e ilumina tu maquillaje!

Su fórmula se combina perfectamente con la textura de la paleta de contouring y la base base de maquillaje.

4. Infalible fixing

El objetivo es que tu maquillaje resista. Por ello, para un acabado final óptimo usa el spray fijador de larga duración. Fija y prolonga tu maquillaje todo el día. Aplícalo después de haberte maquillado y pulveriza de 2 a 4 veces a unos 20 cm. del rostro dibujando una X o una T. ¡El resultado será de salón de belleza! Acabado natural y confortable.