¿Llevas gafas? Es hora de que saques el máximo partido a tu rostro con un maquillaje que resalte tu mirada. Toma nota de los mejores trucos para que los cristales de tus gafas no supongan un impedimento para no lucir unos ojos grandes e intensos.

INTENSIFICA TU MIRADA A TRAVÉS DE TUS GAFAS

Antes de maquillar tu mirada, debes de tener en cuenta la forma de tus ojos. Pueden ser pequeños, grandes, almendrados, redondos, caídos… con lo que deberás delinear tu ojo según la forma deseada. Pero si no quieres equivocarte, ante todo, procura lucir un maquillaje natural y favorecedor. ¡Olvídate de maquillajes recargados y antiestéticos! Sigue unos pasos básicos y podrás maquillarte tú misma de una forma rápida y sencilla. ¡Intensifica tu mirada!

Como quieres centrar la atención en tu mirada, lo primero que deberás contemplar es la forma de aportar luminosidad y amplitud para destacar la forma de tus ojos. Las sombras de ojos en tonos claros como el blanco, el beige, el nude… darán relieve a tus ojos y evitarán que se hundan. Si quieres resaltarlos, aplica en el párpado móvil y en el borde de las pestañas tonos más oscuros, pero nunca negros o grises demasiado intensos y mates. Utiliza la sombra clara para destacar el interior de tu ojo y el lagrimal, con un color lleno de vida y sofisticación. Aplica un toque de corrector iluminador Luz Magique, en la zona de la ojera y en el párpado superior, en el arco de la ceja. ¡Verás que cambio!

Luego, delinea tus ojos con el liner Color Riche Le Kajal. Aplica una fina línea en la parte superior de tus pestañas y finaliza con un ligero rabillo ascendente que produzca un efecto inmediato de mirada felina. No utilices lápiz de ojos en el interior del ojo, ya que conseguirás empequeñecer tu mirada y por consiguiente, mostrar un resultado no deseado.

Para finalizar, aplica una capa de máscara de pestañas False Lash Mariposa. Intenta aplicar poco producto, ya que si tienes las pestañas muy largas chocarán con tus gafas, por lo que además de mancharlas, te sentirás incomoda y no podrás cerrar bien tus ojos.

Como truco, utiliza un tono intenso en tus labios, ya que así desviarás la atención y conseguirás centrarla en tu boca. Tus labios también pueden lucir muy femeninos y sensuales así que ¡resáltalos!

Las gafas son el complemento perfecto. Puedes usarla de todas formas y colores y combinarlas con tus estilismos. ¡Sácale partido a tus ojos!