¡Ya está aquí la temporada de bodas! ¿Eres una de las afortunadas que te casas este año? Disfruta de tu día y por supuesto, ¡luce radiante! El vestidos y los zapatos, los dejamos a tu elección, pero el maquillaje, ¡es todo nuestro! Así que, una vez que tengas claro el estilo que vas a lucir sigue nuestros consejos de maquillaje y luce un rostro descansado, natural y muy naif. Una novia debe mostrar un look sencillo y luminoso y sobre todo, un maquillaje con el que se sienta segura de sí misma. Es el día más importante de tu vida, así que procura no disfrazarte ni optar por tonos con los que no te sientas cómoda. Cuida los detalles, muestra una belleza elegante y sugerente y… ¡qué viva la novia!

Un rostro de porcelana con un toque de rubor

Lucir una piel lisa y sin imperfecciones, es uno de los puntos más importante para que el maquillaje de novia se vea impecable.

Lo ideal, es aplicar una base alisante y a continuación, un fondo de maquillaje fluido (lo más parecido al tono natural de tu piel). Luego, coge el corrector y aplícalo en la zona de las ojeras y difumínalo con ayuda de tus dedos y realizando leves toquecitos (nunca arrastrando el producto). Por supuesto, termina de maquillar tu rostro, optando por aplicar un leve rubor en tus mejillas; procura usar un tono rosado o melocotón, ya que lucirás una piel más esponjosa y femenina. Como pequeño truco, aplica un poco de iluminador, en el arco superior de tu ojo (debajo de tu ceja) y en las mejillas y así intensificarás tu luz y magnetismo especial.

Ojos en tonos pastel

El maquillaje de ojos es muy importante en una novia, sobre todo, para mostrar una mirada llena de luz y magnetismo. Lo primero que debes hacer, es aplicar un primer que consiga mostrar el color de tus ojos intacto durante horas. A continuación, aplica una sombra base para unificar tu párpado y luego, difumina un tono una sombra champagne o rosa pastel sobre tu párpado móvil. Luego, selecciona una sombra de un tono medio para marcar la cuenca de tu ojo y el extremo y así, abrir aún más tu mirada. Por supuesto, no debe faltar ni el eyeliner ni la máscara de pestañas; eso sí, procura realizar una finísima línea a ras de tus pestañas, casi imperceptible, pero que de más intensidad y profundidad a tus ojos y varias capas de máscara para aportar más densidad y obtener un resultado sencillamente arrebatador.

Labios nude

Probablemente veas novias con labios rojos, burdeos, rosas… nosotros optamos por lucir unos labios acordes con el resto de maquillaje, así que maquilla tu boca en tonos nude.

El resultado perfecto está en aplicar un tono beige o rosáceo de barra de labios mate y luego, aplicar un lip gloss transparente que aporte brillo y frescura. ¡Luce una boca jugosa, sensual y sugerente!

Lo más importante es que luzcas un maquillaje armónico y equilibrado, que resalte tu belleza natural, sin grandes excesos. Es tu día, tienes una luz especial así que ¡vive tu momento!