La forma de nuestros ojos condiciona la forma de maquillarnos. Tenemos ojos separados, grandes, pequeños, almendrados, hundidos… y una forma específica de maquillar cada uno de ellos. Si tu problema es, que tienes los ojos hundidos y quieres agrandar tu mirada hay muchos trucos para lucir guapa y cambiar la forma de tus ojos, mostrándolos atractivos y con una forma espectacular. ¡Descubre el maquillaje que se adapta a tus necesidades!

¿CÓMO AGRANDAR TU MIRADA?

Para disimular tus ojos hundidos debes llevar a cabo los siguientes pasos en tu maquillaje diario y transforma tu mirada. ¡Toma nota!

- Utiliza tonos nacarados que aporten luz a tu mirada. Prueba con beige, blancos, rosados o azules pastel que contengan un ligero brillo. Esto conseguirá ampliar tu mirada y elevar tus ojos.

- Utiliza un buen iluminador en la parte inferior de tus pestañas, lagrimal y encima del iris. ¡Son los puntos clave para dar luz a tu mirada!

- Utiliza lápiz de ojos blanco, en la parte interior de tus ojos. Evita los tonos oscuros, ya que endurecerán tus rasgos y empequeñecerán tus ojos.

- Evita el eyeliner, pero si quieren enmarcar levemente la zona superior de tus pestañas. Procura usar grises o marrones, para suavizar tus facciones.

- Define tus cejas con un lápiz adecuado. Intenta marcarlas suavemente y rellenar los posibles huecos o calvas existentes. Luego, utiliza un gel para fijarlas y mantenerlas intactas. Una ceja perfectamente arreglada y cuidada, conseguirá definir tu mirada y aportar un gran magnetismo y feminidad.

- ¿Y las pestañas? Por supuesto, no olvides aplicar tu máscara de pestañas una vez que hayas maquillado tus ojos. Eso sí, procura aplicar poca cantidad y sólo en la parte superior de tus pestañas. Evita que se apelmacen y aplícala sobre todo, en las raíces, así conseguirás abrir más tu mirada.

- Como truco final, aplica sombra de ojos blanca en el lagrimal, ya que conseguirá levantar tu mirada y aportarle una luminosidad extra. Es importante que huyas de maquillajes muy recargados y colores flúor o muy intensos. La máxima de este maquillaje es utiliza siempre tonos suaves y delicados, que consigan centrar la atención y disimular el hundimientos de los ojos. ¡Es hora de agrandar tu mirada!