¿Conoces la técnica de maquillaje con la que esculpes tus rasgos con la ayuda de luces y sombras? Se llama contouring y en este artículo conocerás a fondo los productos que necesitas para conseguir un acabado perfecto.

¿QUÉ ES EL CONTOURING?

El contouring es una técnica de maquillaje que consiste en esculpir y embellecer tus facciones gracias a la combinación de tonos oscuros y tonos claros en diferentes zonas del rostro. En la práctica, te resultará muy sencillo una vez tengas claros algunos conceptos como que el tono oscuro debes aplicarlo en aquellas zonas donde quieras una mayor profundidad y que el claro es el que pondrás sobre las zonas que desees resaltar.

¿Te suena algo complicado? ¡No te preocupes! Como en todo, la práctica es la clave para conseguir cada día un resultado más y más natural.

LOS PRODUCTOS IMPRESCINDIBLES PARA EL CONTOURING

Descubre qué productos necesitas para lucir un rostro radiante gracias a la técnica del contouring. Solo necesitas tres productos: la base de maquillaje, la paleta de contouring y el colorete. Te contamos cuál es la función de cada uno de ellos y cómo aplicarlos para que el resultado sea espectacular. ¡Toma nota!

1. BASE DE MAQUILLAJE

La base de maquillaje Infalible Sculpt tiene la textura y cobertura óptimas para realizar la técnica del contouring; te ayudará a unificar la piel sobre la que luego aplicarás el resto de productos. Gracias a su fórmula, consigue unificar tu tono con una cobertura ligera, perfecta para mantener una piel de aspecto natural después de completar todos los pasos.

2. PALETA CONTOURING

La paleta contouring de Infalible Sculpt incluye 2 tonos de textura cremosa: uno oscuro para dar profundidad y otro claro para iluminar; están especialmente diseñados para realzar el color de tu piel y para que puedas difuminarlos perfectamente.

¿Quieres saber dónde debes aplicar el tono claro y dónde el tono oscuro? Atenta al paso a paso:

Aplica el tono oscuro debajo de los pómulos con un trazo ascendente que llegue hasta la zona de la oreja, en el contorno de la mandíbula, en la parte alta de la frente y en las sienes. A continuación, aplica el tono más claro debajo de tus ojos en forma de triángulo invertido, con una línea en el centro del tabique nasal y en el centro de la frente y de la barbilla.

Cuando termines, difumina muy bien los trazos para un acabado natural. Si vas a utilizar la misma brocha o esponja para hacerlo, empieza por el claro y termina por el oscuro.

3. COLORETE

El colorete Infalible Sculpt, esculpe y se adapta perfectamente al color y a la textura de tu piel. Sus tres tonos consiguen un rubor en tres dimensiones y a medida: mezcla los tres colores para un efecto natural o uno a uno para unos pómulos con más volumen.

¿Te apuntas al contouring? Realza tus facciones y consigue embellecer al máximo tus facciones.