Instagram se ha convertido en una fuente inagotable de trucos de maquillaje. Hoy te hablamos del último grito en aplicación de bases de maquillaje uniforme, la técnica gold-flecked.

Si algo tienen en común todas las selfies de las gurús de maquillaje del universo Instagram es un acabado que roza la perfección: eyeliners que parecen trazados con el pulso de un cirujano, pómulos iluminados con una luz cegadora y, por supuesto, una piel totalmente uniforme.

Esto último lo consiguen con una técnica de aplicación de la base de maquillaje que utiliza el aceite facial como medio para iluminar el rostro y difuminar el producto.

CÓMO SURGIÓ LA TÉCNICA GOLD-FLECKED

Una base de maquillaje uniforme es esencial para cualquier look, pero un problema que todo el mundo ha sufrido alguna vez es cuando después de unas horas después, la piel comienza a cuartearse en determinadas zonas (en las aletas de la nariz o la zona T), a parchearse (debido a la deshidratación) o no duran sobre tu piel todo el tiempo que te gustaría.

Uno de los errores más comunes que provocan este tipo de problemas es no difuminar bien la base de maquillaje y la técnica gold-flecked facilita este paso al máximo.

GOLD-FLECKED: CÓMO UTILIZAR EL ACEITE FACIAL

Es muy fácil y una técnica totalmente apta para cualquier tipo de piel. Lo único que necesitas es un aceite facial y una esponja de maquillaje para difuminar la base. No te pierdas el paso a paso y consigue un maquillaje al nivel de cualquier beauty gurú de Instagram.

  1. Aplica una prebase de maquillaje para multiplicar la duración de tu maquillaje. Aunque parezca un paso accesorio, te sorprenderás al comprobar cómo ayuda a que se prolongue tu look intacto.

  2. Con la yema de los dedos, aplica una pequeña cantidad – o la cantidad que suelas utilizar - de tu base de maquillaje en la frente, la nariz, las mejillas y la barbilla.

  3. Ahora, elige un aceite facial con una fórmula de rápida absorción como nuestro Aceite Extraordinario Universal. Aplica 2 gotas o 3 de tu aceite (si tienes la piel muy deshidratada) sobre tu esponja de maquillaje.

  4. Para terminar, solo tienes que difuminar tu base maquillaje con pequeños y rápidos toquecitos. Comprobarás que el acabado de tu look es mucho más luminoso y que la base de maquillaje se extiende y desaparece casi al instante sin sensación grasa.

A continuación, solo tienes que continuar con tu rutina de maquillaje como lo haces normalmente… pero con un acabado radiante y a prueba de selfies.