Cuando salimos de casa tenemos el maquillaje perfecto, pero con el paso de las horas va cambiando y perdiendo su intensidad. Por ello, te damos unos pequeños trucos de cómo retocar tu maquillaje a lo largo del día.

Si quieres restaurar el maquillaje, tienes que dedicarle siempre varios minutos porque si lo intentas hacer rápido o con muchas prisas puede que arruines el maquillaje que ya tenías hecho y acabes peor de lo que estabas.

LA IMPORTANCIA DE LA BASE PARA RETOCAR TU MAQUILLAJE

Por supuesto, lo más importante a la hora de retocar tu maquillaje es la base en sí porque nos suelen aparecer brillos en seguida. Para ello, lo recomendable es llevar en nuestro neceser los Polvos Compactos Infalible para ir restaurando durante el día cualquier brillito que nos vaya saliendo. Lo mejor, es aplicar los polvos con una brocha pequeña sobre la nariz, frente y mentón, incidiendo en las zonas donde tenemos los brillos.

Otra cosa importante, es llevar siempre contigo tu barra de labios habitual porque bebemos, comemos, hablamos… y vamos perdiendo poco a poco el color del labial. Si quieres optar por un rosa natural, con reflejos dorados y bastante neutro, prueba a usar Color Riche nº 390.

También, algo que se pierde muy fácilmente es el colorete, así que procura usar un tono saludable y favorecedor como los Polvos de Sol Glam Bronze; además, vienen con una brocha incorporada y facilita la aplicación del producto en cualquier momento. Intenta aplicar una leve cantidad de producto, aplicando un toque suave a tus mejillas.

Y ya por último, te mostramos el truco de las sombras. Si se te ha borrado ligeramente el color, no apliques encima más sombra, si no al contrario, difumina y así quedará un color más uniforme.


¡Estos son los pequeños consejos para mostrar un rostro perfecto en cualquier momento del día!