Descubre los mejores trucos para aplicar la base de maquillaje y perfecciona tu técnica al máximo para conseguir un acabado homogéneo, radiante y duradero.

Una buena base es el mejor comienzo. Los secretos de la correcta aplicación de tu base de maquillaje incluyen: que ésta se funda por completo con el color de tu piel para evitar el ‘efecto máscara’, que no se cuartee a lo largo de las horas y que no destaque las líneas de expresión ni las arrugas. Por el contrario, una base de maquillaje debe convertir tu piel en un lienzo luminoso, igualado y que debe darte un aspecto saludable.

Muchas veces, el problema de una mala aplicación de la base de maquillaje se encuentra en que no se siguen los pasos necesarios para que el resultado sea bonito. Para solucionarlo, apunta los detalles del tutorial para crear tu base ideal, los productos que deben entrar en juego y la forma de aplicación correcta.

5 TRUCOS PARA APLICAR LA BASE DE MAQUILLAJE

  1. Hidratación, siempre. Este paso es fundamental para evitar que la piel se deshidrate y parchee después de algunas horas. Elige una hidratante ligera que se absorba inmediatamente como Hydra Genius Aloe Water, de esta forma podrás continuar con tu rutina en seguida.

    Aplícala desde el interior hacia el exterior con suaves movimientos circulares.

  2. El poder de la prebase. Este producto será tu salvador si quieres asegurarte de mantener a raya los brillos y también alisar por completo la superficie de tu piel. Su fórmula alisadora rellena las líneas de expresión y consigue que tu maquillaje dure más tiempo.

    Aplícala con movimientos circulares desde la nariz, frente y barbilla hacia el exterior. Incide más en las zonas grasas de tu cara.

  3. Corrector de color. Si tienes algunas imperfecciones más destacadas y necesitas ayuda extra para taparlas (rojeces, ojeras marcadas, piel muy apagada), utiliza las paletas de correctores de colores para camuflarlas por completo.

    Si no sabes cómo utilizar esta paleta lee este artículo en el que te explicamos todo lo que debes saber.

  4. La mejor base. Es muy importante que elijas el color de tu base de maquillaje en función del tono de tu cuello para evitar el efecto máscara. Además, no te olvides nunca de aplicar un poco sobre tus orejas porque muchas veces son las mayores delatoras de que llevas base de maquillaje.

    Cuando elijas el tono ten en cuenta el subtono de tu piel para conseguir un acabado totalmente a medida y mezcla una gota de tu iluminador fluido si necesitas más luminosidad.

  5. El truco final. Si necesitas un poco más de cobertura en determinadas zonas de tu rostro como las aletas de la nariz, la zona de debajo de los ojos o algún granito rebelde, aplica un poco de corrector de ojeras sobre ellas y difumínalo con la ayuda de las yemas de tus dedos.

Ahora que conoces todos los trucos para lucir una base de maquillaje perfecta, ponlos en práctica y luce una piel perfecta.