Estamos de celebración, ¡el bikini cumple 100 años! ¡ Esta prenda que forma parte imprescindible de nuestro vestuario de verano, ha evolucionado de una forma asombrosa hasta la actualidad.

Una breve historia del bikini

Te contamos cómo ha ido evolucionando esta maravillosa prenda de baño. ¡Conoce un poco más su historia!

1890: Aparece el primer bañador

La primera vez que una mujer se bañó con un traje de baño fue en 1890 y, por aquel entonces, estaba compuesto por una camisa, un pantalón y calcetines. Era una prenda incómoda y limitada exclusivamente a los minutos de baño. Era difícil de llevar mojada y cubría tantas partes del cuerpo, que ponerse morena era misión imposible.

1930: Evoluciona el bañador y se pone de moda el bronceado

En 1930 llegó el primer bañador femenino como tal, al mismo tiempo que Coco Chanel ponía de moda el bronceador del rostro. Los primeros bañadores tenían mangas y tapaban parte de las piernas con los pantalones que llevaba integrados.

1946: ¡Llega el bikini!

En 1946, aparece lo que fue la revolución en trajes de baño: el bikini. La diferencia con el bañador original, se centraba en que el bikini se componía de dos piezas y dejaba ver ligeramente el ombligo. Al principio, fue una prenda muy controvertida y no fue hasta los años 60 cuando se puso de moda.

1970: La evolución del bikini

En los 70 todas las mujeres ya quieren lucir sus espectaculares figuras en la playa, además de un bronceado espectacular, por eso incorporan el bikini en su fondo de armario. Primero con cullotes y sujetadores más amplios y con el paso de los años, evolucionando con propuestas más sugerentes que dejaban volar la imaginación.


2000: La moda del bikini

En el 2000, el bañador pasa completamente a un segundo plano y el bikini se impera como prenda de baño del verano. Altas, bajitas, delgadas, gorditas, jóvenes, mayores… da igual como sea tu cuerpo, siempre hay in bikini ideado para cada mujer. ¡Luce cuerpo sin complejos!

2015: Bikini vs Bañador

Tras unos años en el que todas las mujeres lucían bikinis, el bañador ha vuelto a nuestras vidas pisando fuerte y esta temporada se muestra de rabiosa actualidad. ¡Combina ambas prendas de baño!

El bañador es un traje de una única pieza, disimula tu tripita y caderas y además, estiliza mucho la figura. Aunque por el contrario, y al tapar más, no te permite broncear todo tu cuerpo.

El bikini (o trikini, no olvidemos el traje de 3 piezas de baño) es una prenda favorecedora y cómoda de llevar, que te permite mostrar más tu cuerpo. Puedes usarlos de palabra de honor, de triángulo, tipo sujetador… y con braguitas anchas, tanga, anudadas… ¡Hay un bikini para cada mujer!

Este verano, amplían tu selección de trajes de baño y ve a la playa o piscina siempre perfecta. ¡Bienvenido verano!