El invierno ya se ha asomado por nuestras ventanas, dejando temperaturas bajas, lluvias y molestos vientos. Las prendas de verano, ya están guardadas en cajones muy escondidos y los jerséis calentitos, los leggins y las botas altas se apoderan de nuestros estilismos.

Es muy importante llevar buenas prendas de abrigo para evitar posibles resfriados o molestias ocasionadas por los bruscos cambios de temperatura, es por ello que debes dar mucha importancia a la prenda estrella del invierno: los abrigos.

Puedes lucir diferentes tipos de prendas de abrigo, según tus gustos y preferencias. También es cierto, que si vives en climas más cálidos no tendrás que llevar pesados abrigos que tapan todas las partes de tu cuerpo, pero eso sí, ¡luce abrigos en los que te muestres perfecta en todo momento!

TIPOS DE PRENDAS DE ABRIGO

Estas son las diferentes prendas que podemos ver tanto en las calles como en las pasarelas para este invierno:

- Parka: Las parkas son prendas de abrigo con capucha, acolchadas y a menudo de tejido impermeable que tiene una tira elástica o un dobladillo con una cuerda en los puños y la cintura para poder ceñirla al cuerpo. Este año, las más demandadas llevan tintes militares, y en ocasiones, ¡mucho pelo!

- Abrigo de paño: Un clásico y un imprescindible en nuestro vestidor. Los abrigos de paño, son elegantes a la par que discretos y cómodos. Suelen ser un básico tanto para combinar con tus looks más formales, como para llevarlo a diario en tus intensos días de trabajo o tus animadas tardes de compras.

- Anorak: El anorak es una prenda de abrigo pesada para protegerte de las bajas temperaturas y del viento. Si vas a la sierra o a hacer un viaje a un país muy frío, ¡no olvides llevártelo! y estarás calentita durante todo el día.

- Abrigo o cazadora de piel vuelta: El abrigo de piel vuelta, con piel de borrego, es una pieza típica en los años setenta y ochenta, que vuelve renovada y con más fuerza que nunca. Estas prendas tienen un toque vintage y las puedes encontrar en forma de capas, chalecos, cazadoras cortas tipo aviador o chaquetones a la altura de la cadera. Son perfectas tanto para combinar con prendas casual como vaqueros y sudaderas, como con piezas más sofisticadas, como vestidos, minifaldas o blusas.


Esta temporada, tienes mucho donde elegir. ¡Qué no te digan que no vas bien abrigada!