Ahora que es tiempo de playas y las piscinas comienzan a abrir sus puertas llega el momento de sacar del armario nuestros bañadores y bikinis. Nos surgen nuestros más temidos complejos y dudamos si nos favorece más un bañador, un bikini o un trikini. Lo que debes hacer es ponerte la prenda que más te guste y con la que te sientas más cómoda, pero toma nota de qué prenda te favorece más, según tu aspecto físico.

BAÑADOR

Si quieres disimular tu tripita o tus caderas y mostrar un cuerpo más estilizado, es recomendable usar bañador.

En estos casos, lo mejor es que no utilices colores muy llamativos y, si muestras líneas, que sean siempre en forma horizontal, nunca verticales. Lo más importante, para disimular una zona problemática es desviar la atención hacia otras zonas, así, si tienes mucho pecho focaliza la atención en la parte inferior mostrando colores más alegres o utiliza un escote menos pronunciado que disimule tu parte de arriba. Si por el contrario, quieres disimular la zona de las nalgas, apuesta por utilizar en esa zona colores neutros y oscuros que no llamen la atención. Los bañadores palabra de honor o de corte imperio nos van a crear una zona horizontal en la parte superior y en algunas ocasiones nos ayudarán a mostrar una figura esbelta y equilibrada, y además, si tienes poco pecho, te ayudarán a disimular la zona y marcar más tu figura.

BIKINI O TRIKINI

En general, el bikini favorece más a las chicas jóvenes, ya que pueden mostrar un cuerpo más terso y firme, pero en ningún caso hay que renunciar a él por cuestiones de edad o por no tener un cuerpo perfecto y delgado. Es un prenda cómoda de llevar.

Si usas bikini, tendrás que tener especial cuidado con la exposición prolongada al sol y deberás usar protección solar por todo el cuerpo para evitar quemaduras, sobre todo, en las zonas más delicadas.

Hay muchos tipos de bikinis, para todo tipo de cuerpos, así que si lo tuyo es esta prenda de dos piezas, opta por buscar el bikini que más se adapte a tus necesidades:

  • Espalda ancha: sujetadores anudados o en forma de triángulo.
  • Poco pecho: Intenta usar sujetadores con relleno y palabra de honor.
  • Pecho grande: sujetadores con tiras anchas y escotes en forma de “V”. También puedes optar por usar sujetadores con aros, que sujeten el pecho.
  • Si tienes tripita: Usa bikini de braguita alta, que tape lo máximo posible tu tripa.
  • Caderas amplias: Intenta usar partes de abajo neutras y con colores oscuros que desvíen la mirada. Procura usar braguitas de tira ancha, nunca anudadas a los lados.
  • Bajitas: braguita de tira, abrochada con nudos, y sujetadores triangulares.
  • Altas: braguitas tipo culotte o anudadas en los laterales.

En el caso de los trikinis, son prendas más atrevidas, que han tomado mucha fuerza en los últimos años. Son arriesgados, pero suelen estilizar mucho la figura, si optar por lucir uno, apuesta por los que tiene forma con corte imperio y dejan al aire tus caderas con formas redondeadas. Si tienes las piernas largas, mostrarán un cuerpo muy equilibrado y atractivo.


Como puedes ver, son algunas recomendaciones para lucir impresionante en tus vacaciones en la playa o simplemente en tus tardes en la piscina. Hay muchos cuerpos distintos y gustos muy dispares, así que prueba y ya sea bañador, bikini o trikini, ¡siéntete cómoda y natural en todo momento! Con colores, estampados, líneas, multicolores…¡apuesta por varios modelos y combina!