Las bicicletas se han convertido en nuestro medio de transporte favorito. Si bien es cierto, que es un transporte que siempre ha estado presente en nuestras vidas, cada vez más se están poniendo de moda entre la gente de todas las edades y hoy en día se usan cada vez más, como un medio de transporte más que como un deporte o entretenimiento.

La apuesta de las bicicletas ha vuelto con fuerza a la ciudad para convertirse en un medio dinámico, atractivo y muy ecológico; además de ser muy chic, ayudarte a estar en forma y perder peso. La crisis, el elevado precio del carburante, la concienciación ecológica y la preocupación por el medio ambiente, han hecho que las dos ruedas conquisten de nuevo el asfalto de las principales ciudades europeas: Londres, Paris, Ámsterdam, Bruselas, Milán… son grandes urbes en las que cada vez más, podemos encontrar a ciudadanos usando las bicicletas en su día a día e incorporándolas en su rutina diaria, además también podemos descubrir puestos en los que se alquilan estos divertidos y agradables transportes que te permitirán poder acceder a cualquier parte de la ciudad de un modo fácil y económico. En España, hemos tardado más en volver a sacar a la calle nuestras bicis, pero en ciudades como Madrid o Barcelona, ya existen carriles bici que rodean la ciudad y cada vez se llevan a cabo más iniciativas para fomentar el uso de estos vehículos de dos ruedas, frente a coches o motos.

Actualmente tenemos muchos tipos de bicicletas según la utilidad que quieras sacarle: bicis de paseo, de montaña, de campo, clásicas, con habitáculos para los niños… ¡ya no hay excusas para recorrer la ciudad sobre dos ruedas!

Es cierto, que cada vez más, son un reclamo turístico y ya hay muchas rutas por diferentes ciudades a golpe de pedal, incluso ¡una vuelta al mundo! Es difícil y tienes que estar en muy buena forma, pero recorrer sendas, montañas, caminos de tierra e incluso, pueblos costeros con el mar como paisaje de fondo, es una buena manera de descubrir estos singulares terrenos de España y para los más aventureros, del extranjero. Aunque, en contra, hay que tener muy en cuenta los vientos y las condiciones meteorológicas adversas ya que son vehículos delicados en los que la carrocería eres tú y puedes en contrarte con algunos peligros o accidentes, sobretodo si viajas por carretera, y por ello hay que extremar la precaución ante estos casos.


Disfruta del mundo sobre dos ruedas. Descubre, experimenta, vive, siente… ¡y nunca dejes de pedalear!