Puede parecer una locura, pero como hoy en día todo vale en cuanto a moda, así que llevamos sandalias en invierno y como no, botas y botines en verano.

Usar botas en verano se está convirtiendo en un imprescindible, sobretodo en sitios muy lluviosos o en zonas en las que las temperaturas tienden a bajar cuando cae el sol. Por el día, puede parece muy excesivo lucir botas estando a 30 grados de temperatura, pero si te sientes cómoda y no pasas calor, ¿por qué no?

Lucir botas o botines con falda o shorts es uno de los looks más demandados en los festivales más veraniegos. Las citas obligadas del año como los festivales de Coachella en California o Glastonbury Music Festival en Reino Unido son unos de los eventos más destacados del año en el que se juntan los musiclovers con los más fashionistas en un derroche de estilo y porqué no decirlo, en muchos casos extravagancia. ¡Es una pasarela de streetstyle!


¿Para qué usar tus botas en verano?

- Si tu verano estará pasado por agua, las botas de agua o katiuskas serán tu opción perfecta para pasear por la lluvia y no mojarte ni dañar tus pies. ¡Será muy divertido poder chapotear como cuando eras niña!

- Si vas a zonas en las que hay mucho barro o el terreno no es muy estable, también es recomendable que uses botas, si además, te vas a andar por la montaña, la mejor opción son unas botas de trekking para los deportes más aventureros.

- Por supuesto, si vas a dar un paseo y el día no es tan caluroso y simplemente te apetece lucir un outfit más campero, ¡luce tus botas de campo!

¿Cómo combinarlas?

Lucir estilismos muy favorecedores combinando tus botas o botines es muy sencillo. Prueba a utilizar mini vestidos vaporosos o maxi vestidos hippies y de calzado ponte tus botines planos favoritos. Si quieres mostrar un look más ligero, utiliza unos shorts o unos jeans y un chaleco con flecos al más puro estilo country y por supuesto, combínalo con tus botas del Far West.

Eso sí, procura siempre usar botas transpirables y que no tengan forros por dentro ya que si no, correrás peligro de que tus pies no se sientan muy confortables. Usa las botas solo cuando sea necesario, el resto del verano ¡enseña tus pies!