Y después de la mágica noche de Reyes, ¡llegan las esperadas rebajas! Seguramente hayamos sido muy buenas en el año que acabamos de dejar atrás y por ello, Papa Noel y los Reyes nos han traído bastantes regalos, pero aún así deseamos con ansia que pasen las fiestas navideñas para poder comprar nuestras prendas más deseadas en las rebajas.

Las rebajas de invierno suelen comenzar el 7 de Enero, aunque cada vez hay más comercios que las están adelantando con campañas de descuentos que hacen que la cuesta de Enero se escale con un poquito menos de dificultad. Estas rebajas suelen permanecer hasta el 28 de Febrero pero, la realidad es que una semana después de su comienzo los estantes de las tiendas suelen empezar a estar vacíos y ya comenzamos a ver el adelanto de la nueva colección. La conclusión: ¡hay que ser muy rápidas!


Las rebajas son una fuente de ingresos muy importante para los comercios, sobre todo para el minorista que ha visto como sus ventas han descendido con la gran cantidad de centros comerciales y aperturas de fuertes marcas internacionales a precios muy competitivos y políticas de devoluciones muy fuertes.

Los descuentos de Enero cada vez son más potentes y observamos como las tiendas ofrecen rebajas de hasta el 50, 60 o 70% de descuento en muchos casos. Normalmente, cuando se han registrado periodos de tiempo muy cálidos en otoño, se suelen hacer mayores descuentos en prendas de abrigo, ya que tienen que darlas salida puesto que la temporada de primavera aparece pisando los talones.

COMPRAR LO QUE SE NECESITE

El primer día de rebajas suele ser el más fuerte de la campaña y muy poca gente consigue salir de compras y no volver con algo entre las manos. Pero hay que ser cautos. Es importante hacer una lista de las cosas que necesitemos comprar o lo que veamos que es necesario, ya que cuando vemos importantes descuentos solemos tender a comprar compulsivamente cosas que nunca llegamos a utilizar o que se quedan siglos en el armario con la etiqueta puesta esperando a ser estrenados.


El periodo de rebajas es una buena alternativa para comprar cosas que ya habías ficha con anterioridad, pero con importantes descuentos, pero ¡fíjate bien que el descuento es real! En muchos casos, cambian la etiqueta inicial y nos ponen el precio anterior como si estuviera rebajado. Si ves algún caso así, por favor denúncialo a la Organización del Consumidor, ya que todos los comercios deben llevar a cabo una serie de normas a la hora de comunicar sus rebajas en el punto de venta.

Este mes de Enero, ya sabes, disfruta de tus rebajas y ¡deja algo para la temporada de primavera! Seguramente ya estemos cansadas de tanto abrigo y tanta bufanda y queremos comenzar a ver lo que se llevará la próxima temporada así que, compra con cabeza y ¡haz hueco en el armario para las tendencias que vienen!