Si hay unas zapatillas deportivas que nunca pasan de moda e invaden nuestros armarios año tras año desde que somos pequeños, estas son las populares Converse.

Este calzado de caucho y lona es muy adecuado para practicar ese deporte, por su comodidad y su forma abotinada, que sujetaba bien el pie. También son aptas para caminar o simplemente para lucirlas a diario con tus estilismos más informales, aportando un toque chic y divertido a tu look.

HISTORIA DE CONVERSE

La marca Converse tiene más 100 años de existencia. La primera Converse nació el 1908 y fue creada por Marquis Mills Converse, un chico que había estudiado confección y que fundó la Converse Rubber Shoe Company, pero, en realidad, pasaron completamente desapercibidas hasta que en 1923 las lanzó a la fama el jugador de baloncesto de la NBA Chuck Taylor; y hoy, siguen siendo un “must” tanto de los entusiastas de la moda como de los más clásicos.

Fueron las favoritas de Elvis o James Dean. Las pasearon por escenarios los Rolling o The Dors; y las estrellas del cine y del rock las han hecho suyas y no dudan en lucirlas en sus momentos más casuales.

En los 50, las Converse eran el calzado obligado en los jóvenes que siguen el estilo punk, luego se trasladó a los rockeros y más hacia los años 90 fue parte de la cultura grunge. Con la gran competencia de firmas como Nike, Adidas o Reebok, las venta de las Converse cayeron en picado, ya que la gente comenzó a percibirlas como un modelo obsoleto, sin ninguna innovación. Fue en el 2005 cuando este calzado abotinado y de gran variedad de colores resurgió y empezó a ser utilizado por las tribus urbanas y personas muy ligadas al mundo de la moda, por lo que volvieron a convertirse en tendencia.

Hoy puedes encontrar en las tiendas la zapatilla Converse que más te defina, pues temporada tras temporada la marca lanza colecciones varias inspiradas en la modernidad y la urbe. Puedes elegir entre una gran variedad de colores, para combinar con tus prendas, estampadas o incluso, en EEUU puedes personalizarlas obteniendo un calzado a la carta, desde su página web. Son un modelo de cultura estadounidense.


Niños, mayores, amantes de la moda, clásicos, transgresores… hay una Converse para cada estilo. Lo que comenzó en una cancha de baloncesto se convierte hoy, fuera de ella, en un mito con una esencia, que pretende permanecer por mucho tiempo.