Seguramente todavía no estés muy familiarizada con el nombre, pero seguro que pronto lo verás por la red correr como la pólvora. Y es que, el bagfie es la última moda Taiwanesa que consiste en utilizar una bolsa de plástico como prenda de vestir para luego hacerse una foto y compartirla en Instagram. Sí, te estamos contando la verdad. No estamos locos. Si ya no sabes lo que ponerte, innova con las bolsas de plástico. El bagfie viene pisando fuerte y ya es una tendencia en las redes sociales.

La nueva moda tras el selfie y el belfie

Primero fue el selfie, y es que la moda de hacerse autoretratos uno mismo con el móvil girando la cámara, se ha convertido en un furor que ha traspasado fronteras y ha llegado hasta los Óscars o las elecciones americanas. ¿Quién no tiene selfies en su teléfono móvil?

Pero cuando ya estábamos un pelín cansados de los selfies, de repente una nueva moda invadió nuestro Instagram, se trata del Belfie, que no es otra que la combinación entre selfie y butt (culo en inglés), que consistía en subir fotos a redes sociales con una panorámica de tu culo; eso sí, siempre insinuando más que enseñando. Y es que no hay duda que somos auténticos adictos a las fotos y a los autoretratos.

Pero cómo dice el dicho, hay que renovarse o morir, ahora ha llegado la moda más excéntrica de la red. Es hora de seguir enseñando partes de nuestro cuerpo, pero esta vez con accesorios un tanto sorprendentes. Seguro que tienes cientos de bolsas de plástico que te dan cuando vas a hacer compras, ¿verdad? ¡Pues no las tires! Ahora te servirán de camiseta para sumarte a la moda del bagfie (bag+selfie). Y es que en un ejercicio de querer destacar y hacer cosas cuanto más excéntricas, mejor, el bagfie cada vez ha ganado más adeptos en Taiwan, y en Europa ya se está haciendo notar. ¿Has subido ya tu foto con tu bolsa puesta?

¿Cómo es la técnica del bagfie?

El bagfie tiene su técnica y es que si quieres salir bien en la foto y convertir tu bolsa en una prenda casi propia de Pret a porter, debes cortar la base de la bolsa y utilizar las asas como tirantes. Es cierto que esta técnica puede usarse con cualquier bolsa, pero si es de plástico y además, tiene el logo bien visible, mucho mejor. Se trata de lucir una camiseta completamente customizada y a medida. ¿Cómo lo ves?

Sí, seguramente resulta un poco frikie, pero detrás de todo esta campaña, hay una buena causa y es que el bagfie se inició para concienciar acerca de la cantidad de bolsas de plástico que utilizamos a diario. ¡Todo con fines medioambientales! Aunque seamos realistas, lo que nació como una buena iniciativa, cada vez se está desvirtuando más y ya lo vemos como una tendencia que ha cruzado fronteras y que permite tener un punto de ego y llamada de atención a la masa.

Aun así, si te gusta la idea, busca en Internet y descubre cómo hacerte tú misma tu propia camiseta con una bolsa de plástico. Eso sí, no olvides inmortalizar el momento, ¡queremos ver tu foto en Instagram!