El año 2000 marcó el comienzo de un nuevo siglo, el siglo XXI. Con este cambio, se sucedieron actos que influyeron también en nuestra estética, afectando a la moda que llevamos, al maquillaje, al corte o color de pelo… Toda moda es pasajera, pero siempre se va para volver. Si pensabas que no volvería la moda del 2000 toma nota y descubre lo que se lleva este año. Sorpréndete con un revival de looks que podrás rescatar de tu armario.

Modas del 2000 que vuelven

Como todas las modas son cíclicas, lo que estaba de moda en el 2000, también puedes estarlo unos años después. Te contamos todo lo que olvidamos en su día y este año, vuelve pisando fuerte, ¡para quedarse por un tiempo! Te presentamos las tendencias que nunca mueren:

1. Tintes de pelo con colores estridentes

El violeta, el azul, el rosa fucsia, el rojo fuego… son colores que en el 2000 nos poníamos en forma de mechas y en ocasiones, incluso postizos. Ahora, 15 años después, ¡volvemos a llevar looks de pelo radicales! De las californianas rubias sutiles, pasamos a las californianas moradas o rosas y de ahí, a teñir todas nuestra melena con colores originales y llamativos. ¡Un cambio solo apto para las más cañeras!

2. El maquillaje “Smokey”

Los ojos ahumados estaban de moda en el 2000 y años después, sigue siendo nuestro maquillaje favorito para lucir en nuestras fiestas o eventos importantes. Los ojos "smokies", el delineador negro (arriba y abajo), gran cantidad de máscara de pestañas y los labios nude, son la tendencia perfecta para destacar tus mejores armas de seducción. ¿A quién no le favorece este maquillaje?


3. Pantalones campana

Se pusieron de moda en los 60 y los 70, pero en los 80 desaparecieron para dar paso a los pitillo y luego a los mom jeans (pantalones de talle alto). Ahora, vuelven con impresionantes campanas que consiguen tapar todo nuestro pie y crean una figura más esbelta y estilizada. Eso sí, seguirán conviviendo con nuestros pantalones skinny, leggins o baggy pants. ¡Hay un tipo de pantalón para cada ocasión!

4. Los volantes

En el 2000 los volantes se dejaban asomar tímidamente en nuestros looks más festivos. Espectaculares vestidos, camisas o faldas llenas de pequeños volantes daban volumen y feminidad a nuestro cuerpo. Quizás todo era demasiado rimbombante. Ahora vuelven para ocupar un gran espacio en nuestros vestidores, pero con formas más sutiles: ligeros volantes que recorren nuestras mangas, un único volante en los bajos de una minifalda o unos cuellos de camisa en los que el protagonista es el volante acompañado de una gran lazada. Una estética muy naif que vuelve a estar más de moda que nunca.

¡Ya has sucumbido a los encantos del 2000! ¿Crees que cualquier moda pasada fue mejor?