Con la llegada de la primavera, comienza la temporada de bodas, ¡estábamos deseándolo! Y a pesar de que sean acontecimientos que nos encantan, también nos producen quebraderos de cabeza, sobre todo pensando en qué look será el perfecto para cada ocasión y qué estilismos serán los más acertados. Llevamos tiempo poniéndonos al día de lo último en bodas para la primavera-verano 2014, así que te contamos todos los outfit imprescindibles para que seas la invitada más radiante del evento. ¡Disfruta de la boda!

5 propuestas para ser la invitada más guapa

Lo primero que debes de saber es si la boda a la que asistirás será de mañana o de tarde y si será en el campo, en la playa o en la ciudad; ya que según la localización será más correcto lucir un estilismo u otro; pero aún así, comienza a enterarte de lo que más se llevará esta primavera y ¡decide cuál será tu look favorito!

1. Jumpsuit

¡Acude a la boda en pantalón! Y es que atrás quedaron los aburridos convencionalismos que nos “obligaban” a acudir siempre a una boda con vestidos. Apuesta por los monos más espectaculares para invitadas de boda, ya que aparte de estilizar tu figura, te aportarán un toque chic y muy cómodo. ¡No podrás resistirte a ellos!

2. Vestidos largos

Un clásico con el que siempre acertarás. Tienes muchos tipos de vestidos largos: de corte romano, inspiración romántica, minimalistas, de encaje, estilo baby doll… ¡hay un vestido para cada mujer! Elige el que más te define y… ¡atrae todas las miradas!

3. Falda + camisa

Si prefieres un dos piezas, apuesta por una falda larga vaporosa y añade una camisa sencilla y lisa con un fajín o cinturón ancho. Es una opción que está menos explotada y con la que te sentirás muy femenina y favorecedora. Además, este look podrás reciclarlo y usarlo por separado para otras celebraciones menos formales. ¡Dale una segunda oportunidad a tus prendas más festivas!

4. Pantalón palazzo + top

Si te gustan los estilismos de dos piezas pero no eres muy fan de las faldas, opta por lucir unos pantalones palazzo con un top asimétrico o con volantes. Es una opción sencilla y armónica. ¡Un acierto seguro! Complementa tu look con unos acccesorios vibrantes y llamativos.

5. Mini-vestidos

Si tienes una boda de día puedes optar por un vestido sencillo y práctico. Lo más adecuado es lucir un vestido monocolor y combinarlo con un maxi-tocado o pamela. ¡En tus complementos estará la diferencia!

Se acerca el momento, ¿sabes ya qué look lucir en la próxima boda a la que asistas? Sé la invitada más glamurosa y sobretodo sé tú misma y siéntete cómoda con lo que lleves. ¡Qué vivan las invitadas!