El verde es un color que tiene una fuerte afinidad con la naturaleza y nos conecta con ella; tiene que ver con todo lo relacionado con la ecología y el reciclaje.

En este color nos refugiamos cuando estamos deprimidos o acabamos de vivir una mala experiencia. El verde nos crea un sentimiento de tranquilidad y relajación, de calma y paz interior que nos hace sentir equilibrados interiormente.

A la hora de vestirnos, el verde es uno de los colores que menos solemos saber cómo combinar y uno de los que menos usamos para vestir, pero que suele ser muy favorecedor y muestra un estilo muy hippie y chic.

Combinaciones de verde y más

Este otoño, el verde vuelve con más fuerza que nunca. La connotaciones militares se muestran en todos los estilismos y ya observamos en las tiendas las mezclas de verdes oliva y verdes oscuros, pero es difícil combinarlo si no es con tonos propios de la gama de verdes, colores tierra o caramelo y, si quieres aportar un color flúor que alegre tu vestuario, combinado con el amarillo neón.

En cuanto a las combinaciones de prendas hay que tener cuidado: intenta no arriesgar demasiado, ya que muy pocos colores se ven bien combinados con el verde. Hay muchos tipos de verdes que puedes combinar con varios colores, como por ejemplo:

  • Verde mint o verde agua: Ha sido el color del verano, pero todavía se mantiene durante este otoño. Es un color muy suave, en una tonalidad pastel que nos permite amplias combinaciones. Prueba a usarlo con rosas, violetas o amarillos delicados.
  • Verde militar: O lo amas o lo odias, pero para esta temporada será un must en tu armario. Lo ideal es que utilices sólo un toque de verde militar en tus prendas, no abuses de este estampado, pues te saturarás en seguida. Prueba a usar unos vaqueros y una camisa en tonos camel y apuesta por combinarlos con un trench de camuflaje. También puedes aportar un toque a tus manos con la laca de uñas de la gama Riche Le Vernis de color verde. ¡Apto para las más clásicas! ¡Irás a la última!
  • Verde fluorescente: ¡Sólo apto para las más atrevidas! Es un tono alegre, atrevido y favorecedor que aporta un toque de rebeldía a tus prendas más oscuras. Combínalo con verdes oscuros o con colores neutros para aportar una dosis extra de color a tu estilismo. Si no te atreves a llevarlo en tus prendas, ¡utilízalo en tus accesorios!
  • Verde campo: Este verde es el más común y el que siempre tenemos entre nuestros básicos de invierno. Es un color muy socorrido para usar con unos jeans o con prendas en tonos marrones. Prueba a acompañarlo con tonos verdes para tus ojos con la sombra de ojos Color Appeal.
  • Verde manzana: Este color suele asociarse con niños o mundos infantiles. Es ideal para dar alegría a tu vestuario pero sin arriesgar demasiado.
  • Verde azulado: o azul verdoso, como se suele denominar. Es un tono muy recurrente y elegante. Es un forma de mostrar el color verde es estilismos más sofisticados y vestidos de fiesta, sin arriesgar excesivamente. Además, es un color muy favorecedor para todas las mujeres morenas. Puede aplicarse la sombra de ojos turquesa de la gama Color Appeal, intensificando la mirada.

consejos sobre qué no combinar

Independientemente del color de tus prendas, hay una serie de “normas de estilo” que se deben llevar a cabo para no lucir un mal combinado o prendas que no tienen nada que ver entre sí. Estos son algunos consejos:

  • No combines prendas de invierno con prendas de verano.
  • No utilices prendas de tejidos muy distintos que hagan parecer que estamos aprovechando restos o estilismos pasados.
  • No se deben combinar rayas horizontales con rayas verticales.
  • No es bonito combinar estampados de distintos tipos en una misma puesta, por ejemplo, estampado étnico con estampado oriental.
  • Intenta prendas clásicas con prendas muy modernas, muestra un estilismo armónico.
  • Si quieres disimular alguna parte de tu físico que no te gusta nada, lo más fácil, es remarcar otra para hacerla más importante minimizando tus "defectos".

El verde es un color que puede sacar nuestro lado más femenino y chic, lúcelo siempre que tengas la oportunidad, pero observa siempre cómo lo combinas… ¡No todo vale aunque seamos muy atrevidas!