Los zapatos de tacón son unos de los complementos perfectos para mostrar un look sexy y muy femenino. Una mujer con sus tacones se siente segura de si misma, fuerte y bella. ¡Son el calzado perfecto para combinar con tus mejores estilismos!

Puedes lucir zapatos de tacón de aguja, tacón midi, cuñas… y gracias a ellos conseguirás una figura más estilizada y seductora. Si eres de las que te gusta llevar tacones pero no sabes cómo aguantar con ellos, ¡no te preocupes! Te contamos los mejores consejos para aguantar con tus interminables zapatos de tacón todo el día. ¡Luce piernas largas y bonitas!

¿Cómo llevar tacones todo el día y no morir en el intento?

¡Tú puedes lucir los taconazos más impresionantes sin dañar tus pies. Di adiós a la incomodidad y súbete a las alturas. Te contamos cómo:

1. Usa almohadillas o medias plantillas

Lo más importante es que procures acolchar tu pies. Para ello, pon en el zapato en la parte superior de la planta del pie, una almohadilla que acolche tus pies, para que mantengas la pisada suave y segura. ¡Verás como notas la diferencia!

2. Utiliza zapatos de tacón con plataforma en la parte delantera

Si quieres ganar altura y utilizar unos zapatos de tacón durante horas, lo mejor es que optes por los que tienenuna ligera plataforma en la parte superior del calzado. De este modo conseguirás que tu pisada sea más cómoda y segura y tú, notarás menos las alturas.


3. Aplica sprays antifricción

Si eres de las que tiene rozaduras cada vez que te pones unos zapatos nuevos de tacón, tu solución está en los sprays antifricción. Aplícalo en zonas como el talón o la puntera y observa como creas una película invisible protectora sobre la piel, produciendo un efecto media que evita los roces. ¡Pruébalo!

4. No compres tus zapatos más grandes ni más pequeños

Quizás te has encaprichado en las rebajas de unos zapatos que llevas todo el año buscando pero que ahora tienen un precio irresistible. Te haces con ellos, pero te das cuenta que es un número más o menos que el tuyo. ¡No los compres! Si compras un número que no es el tuyo observarás como tus pies se deslizan o incluso sientes presión en tus dedos, provocando un dolor desagradable. Evita las ampollas o heridas y selecciona tu número exacto.

5. Lleva siempre unos zapatos planos de repuesto

Si sabes que no aguantas mucho, lleva unas bailarinas o sandalias planas en tu bolso. Es la mejor opción para cambiar de calzado cuando tus pies se han rendido. ¡También estarás monísima con un zapato plano!

Sigue nuestros pequeños consejos y luce taconazos todos los días. ¡Guarda nuestros secretos!