Entre los imprescindibles de este verano, están los dibujos en la piel. Si no tienes tatuajes pero te gustaría lucir alguno que puedas eliminar con el tiempo, estás de enhorabuena, ¡llegan los flash tattoos!

Los tatuajes temporales son una opción perfecta para mostrar tu piel decorada durante un corto periodo de tiempo. Además, podrás probar y si verdaderamente te gusta seleccionar ideas para un futuro tatuaje.

Los flash tattoos simulan joyas de oro y playa y lucen brillantes sobre nuestro cuerpo bronceado. ¡Son la tendencia más chic del verano! Estos delicados tatuajes tienen formas de cadenas, anillos, pulseras, tobilleras, plumas y flechas, entre otras figuras. En los últimos meses se han convertido en un fenómeno entre celebrities y fashionistas y son un accesorio imprescindible para lucir en la playa o piscina, incluso los hemos visto en multitud de festivales este año.

Esta temporada, la forma de tus complementos cambia. Sigue luciendo tus abalorios, pero esta vez, ¡pegados a tu piel! Es un paso más a los tradicionales tatuajes temporales de Henna que ya cubrían nuestros cuerpos años atrás. ¡Vuelven los tattos más llamativos y renovados!


¿Cómo aplicar un tatuaje temporal?

Es muy sencillo y lo bueno que tiene es que no te dolerá y si no te gusta, ¡podrás eliminarlo y lucir otro diferente!

Estos tattoos se aplican como cualquier otro tatuaje temporal: Limpia tu piel, selecciona el tatuaje deseado y presiona durante un par de segundos con un paño húmero encima. Luego, retira la pegatina protectora y deja secar.

El tattoo permanecerá en tu piel de 4 a 6 días, aunque esto dependerá del cuidado que tengas. Si aplicas cremas, aceites o jabones directamente sobre ellos, es posible que duren bastante menos y se acaben cayendo antes del tiempo esperado, así que ¡cuídalos para que permanezcan intactos!

Súmate a la moda de la temporada. Es momento de decorar el cuerpo con las calcomanías más glamurosas. Luce una nueva forma de lucir joyas. ¿Qué te parece el resultado?