Una forma muy estética de iluminar tu cabello es aplicándote mechas. Al mostrar mechas observarás que tu pelo se vuelve brillante, con más cuerpo y forma y, sobre todo, consigues suavizar tus rasgos, mostrando una cálida armonía con tu rostro.

Las mechas favorecen a todo tipo de cabellos, lo único que tienes que hacer es dar con el tono que más le convenga a tu color y tipo de pelo. También tienes que saber en que zonas aplicártelas y la extensión de la mecha, pues eso determinará la luminosidad y brillo de tu pelo.

Hay muchas técnicas para aplicar tus mechas y conseguir iluminar todo tu pelo, mostrando un look muy cuidado y femenino. Intenta que el color de tus mechas esté acorde al color de tu pelo y el tono de tu piel, así te sentirás más a gusto con tu aspecto y no observarás un cambio tan radical. Si quieres unas mechas intensas y que se noten bastante sobre tu cabeza, prueba a llevar mechas más gruesas, sobre todo, por la parte superior de la cabeza y el flequillo.

Puedes optar por realizarte unos leves reflejos brillantes con un acabado sofisticado y natural. Prueba a usar acabados duraderos para que tu pelo se mantenga por más tiempo con un color envidiable y un efecto glossy.

PELO CON MECHAS

Recuerda que una vez que tengas tus mechas, es imprescindible realizar ciertos cuidados para que el cabello no se estropee:

  • Lávate el pelo con productos para cabellos teñidos o con mechas.

  • Protege tu pelo de las agresiones externas utilizando productos con filtros de protección solar e intenta no abusar de planchas ni secadores.

  • Intenta no repasártelas cada poco tiempo. Tres meses después será suficiente te ha crecido el pelo y se te ve la raíz, pero mejor que sólo te las retoquen, en lugar de aplicártelas de nuevo por todo el cabello, pues si no lo estropearas mucho.


Cuida tu pelo y apórtale luz. Luce mechas o colores naturales acordes a tu look y estilo de vida. ¡Ilumina tu aspecto!