El pelo encrespado es uno de los grandes problemas que arruinan cualquier look o intento de peinado. En ocasiones, tenemos cabellos difíciles de domar, resecos o muy electrizados que nos cuesta peinar y muchas veces incluso, sólo con cepillarlo, se parte y se muestra enmarañado y quebradizo. El resultado es un pelo sin vida, sin fuerza y con una apariencia apagada y deshidratada.

Es cierto que hay muchos tipos diferentes de pelo y que cada uno es conveniente tratar de manera diferente, pero el problema del cabello encrespado, por suerte, tiene solución. El viento, las temperaturas extremas, el exceso de sol, dañan nuestro cabello mostrando una apariencia castigada, en otras ocasiones puede ser por genética o porque nuestro pelo es muy fino o con una forma difícil de manejar. Cuando el ambiente o el clima son muy húmedos, esto también favorece al encrespamiento del pelo y es muy complicado acabar con el molesto pelo ensortijado y erizado. Para obtener un pelo más resistente y fuerte, debes seguir unos cuidados básicos y utilizar productos anti-encrespamiento que te permitan devolverle a tu pelo la elasticidad y brillo necesarios. Prueba la gama Elvive Hidra-Colágeno, que gracias al poder del colágeno actúa como un imán que retiene la hidratación todo el día, evitando el encrespamiento y mostrando un pelo definido con un brillo y control total.

Por lo tanto, para evitar este problema intenta cuidar tu melena siguiendo cada día unos pasos básicos que mimarán tu cabello:

• Utiliza un champú suave e hidratante en cada lavado, evita los que contengan ingredientes muy agresivos. Lo mejor es usar un tratamiento indicado para cabellos encrespados o rizados. Intenta utilizar todos los productos de la misma línea, para que el resultado sea más eficiente.

• Procura aplicar un acondicionador a continuación del champú y un poco de mascarilla cada semana, dejándola actuar al menos durante 10 minutos. Después aclara.

• Lava tu pelo con agua templada, no caliente.

• Sécalo con suavidad y péinalo con un cepillo adecuado (procura que sean de fibra natural, nunca uses cepillos o peines metálicos). Intenta no realizar fuertes movimientos, pues conseguirás romper los pelos más cortos o débiles. Puedes usar serum protectores, si secas tu pelo con secadores o planchas.

• Si tu caso es más grave y tu pelo se muestra muy quebradizo y encrespado, aplica sobre el cuero cabelludo un tratamiento anti-encrespamiento apropiado, después del lavado.


Siguiendo estos sencillos pasos, observarás como tu cabello quedará limpio, fácil de peinar e hidratado. ¡Sin rastro de encrespamiento!