Las melenas lisas siempre han estado asociadas a un aspecto más cuidado, arreglado y sofisticado, mientras que los cabellos rizados u ondulados se han caracterizado por un look más atrevido, desenfadado e informal. Cuando tienes el pelo liso es muy fácil hacerte todo tipo de recogidos y peinados, pero cuando tienes el cabello ondulado, la cosa se complica. En la actualidad, las melenas rectas y lacias han dado paso a cabellos con mucho volumen, rizos extremos y ondas muy dinámicas y bien definidas. Rizar tu pelo es muy fácil, basta con tener unas tenacillas o planchas de cabello a mano, o si ya tienes forma, aplicar un poco de espuma y ayudar a moldearlo con un difusor, pero ¿cómo realizarte recogidos favorecedores?

¡PEINADOS PARA TUS RIZOS!

Tienes muchos recogidos para lucir si tienes un cabello rizado, en algunos casos más elaborados y aptos para cualquier fiesta o celebración y en otros casos, peinados sencillos que podrás realizarte tu misma desde casa, ¡en tan sólo 5 minutos!

- Para un peinado rápido y sencillo de realizar, alisa tu pelo y posteriormente realiza ondas gruesas con la tenacilla. Una vez que tengas toda la cabeza llena de bucles, separa los rizos obtenidos con los dedos, mueve todo tu cabello hacia un lado y fija toda la parte posterior con laca, mostrándola tirante y sujétala con horquillas o un pasador vistoso. Deja todos los rizos de tu melena caer y ahuécalos para obtener mayor volumen. ¡Ideal para cualquier ocasión!

- Si tienes una fiesta, opta por dejar tus rizos muy definidos, recoge tu cabello y desde el cuello para abajo coge toda tu cabellera y métela hacia dentro, como si tuvieras la melena cortada tipo “Bob”, ayúdate con horquillas para sujetar todo el pelo y luego saca unos mechones sueltos en la parte frontal de tu cabello. Utiliza mucha laca para fijar todo el cabello y ¡perfecta!

- Si necesitas un peinado de emergencia cuando tienes el pelo recién lavado y sin tiempo para alisarlo. Seca la zona superior de tu cabello con un secador. Luego, recoge ese cabello alisado en una coleta. Después, recoge el resto del pelo de atrás con una segunda coleta o moño. Antes de poner una goma, enrolla el pelo sobre la cola de caballo de arriba, manteniendo los rizos naturales sobre la parte superior de la cabeza. Cuando hayas terminado de hacer el recogido, sujétalo con horquillas. Para finalizar, arregla los pelos que se han escapado y utiliza mucha laca para fijar.

- Si quieres hacerte un semirecogido, alisa la parte superior de tu cabello y deja tus rizos sueltos de la mitad del pelo hacia abajo. Selecciona la parte alta, alísalo y carda tu cabello. Realiza un tupé en la zona superior y los laterales y sujétalo con horquillas. Utiliza fijador y laca y ayúdate de tus dedos para arreglar los rizos resultantes. ¡Fácil y rápido!


Cómo puedes observar, da igual que tu cabello sea liso o rizado, tienes infinitas posibilidades de hacerte recogidos muy favorecedores para estar a la última con las tendencias más actuales. ¡Disfruta de tus rizos!