A pesar de la revolución de las mechas californianas y el cambio en la forma de lucir nuestro color de pelo, ahora podemos seguir luciendo unas mechas suaves y homogéneas gracias a la coloración Préférence Glam Lights.

Si quieres que tu cabello refleje tu personalidad, busca un color que permanezca brillante y luminoso con una coloración que cubra perfectamente el cabello, obteniendo unas mechas deseadas. ¿Y cómo se consigue?

Préférence Glam Lights mantienen un cuidado sublimador enriquecido con vitamina E y un filtro UV, que consigue proteger el color contra las agresiones,además de colorantes patentados de alta resistencia que muestran un color duradero y radiante. ¡Un color a prueba de cabellos apagados!

¿Cómo aplicar las mechas desde tu casa?

Las mechas iluminan tu cabello con diferentes toques de luz. Puedes optar por lucir varias mechas muy finas a modo de reflejos, para crean un efecto natural, o mostrar un resultado distinto y más atrevido con mechas mucho más anchas. Si quieres comenzar por cambiar sutilmente tu cabello con unas sencillas mechas, te explicamos cómo hacerlo tú misma:

1. En primer lugar, con el cabello completamente seco, peínalo y hazte la raya donde te la haces habitualmente.

2. Ahora, prepara la mezcla para mechas de Préférence Glam Lights y aplícala en los mechones de pelo que desees utilizando el pincel de mechas. Obtendrás un mejor resultado si separas bien el mechón del cuero cabelludo. Evita al máximo el contacto de la mezcla con el cuero cabelludo, pero intenta difuminarlo correctamente para que no haya cortes entre tu color natural y el tono de la mecha.

3. Trabaja el cabello de forma homogénea para que tus mechas se encuentren a la misma altura y a la misma distancia. Aunque no te preocupes si no queda perfecto, ya que al entrelazar tu pelo quedará un aspecto natural.

4.Una vez hayas aplicado el producto, ¡toca esperar! El tiempo de aplicación dependerá del color que quieras conseguir, aunque lo ideal es esperar entre 35-40 minutos.

5. Cuando finalice el tiempo de aplicación, enjuaga el cabello con agua tibia para retirar el producto y luego lávalo con champú. Enjuaga tu cabello tantas veces como sea necesario hasta que el agua salga limpia y no queden resto de decolorante.

6. Cuando tengas el cabello limpio, aplica acondicionador, vuelve a enjuagar tu pelo y ¡listo! Ya tienes el perfecto resultado.

Este verano, tienes muchas opciones para cambiar el color de tu cabello así que, ¡comienza por tus mechas!