Para el día de San Valentín, te mostramos un recogido sencillo que en sólo 2 minutos tendrás listo, luciendo un peinado deslumbrante para un día tan especial.

Lo primero que debes hacer, es dividir el pelo en secciones y seleccionar un pequeño mechón en la parte derecha del cabello. Empieza desde arriba a hacer una trenza y ve agregando pelo hasta que llegues al final. Cuando tengas hecha la trenza, llévala hasta el final y agarra el pelo con una horquilla. Después, realiza la misma operación separando otro mechón en la parte izquierda de tu cabello (si tienes flequillo intenta apartarlo para no incluirlo dentro de la trenza) y cuando tengas hecha la trenza llévala hacia atrás y únela con la otra.

Una vez que termines de hacer las dos trenzas y estén sujetas con una horquilla o accesorio para el pelo, fija tu peinado con la laca Elnett para cabellos teñidos.

Si prefieres un peinado más romántico, puedes realizarlo creando ondulaciones. Lo mejor es que te ayudes de unas tenacillas o plancha específica para el pelo. Intenta no marcar mucho los bucles, pues tu pelo se rizará en exceso y no conseguirás mostrar un aspecto natural y con volumen. Si tienes el pelo rizado, opta por el efecto contrario, alisa tu cabello dando forma en las puntas, para aportar feminidad y sensualidad a tu look de San Valentín.

Como puedes observar, es un peinado muy simple de realizar y muy favorecedor. Si quieres cambiar de look de una forma rápida y sencilla, no dudes en probar semi-recogidos, ideales tanto para una cena formal, como una fiesta o una quedada con amigos. Este peinado pueden hacérselo tanto las chicas que tengan una larga melena, como cabellos más cortos, ya que al utilizar sólo dos pequeños mechones, será más fácil jugar con los peinados.

Combina tu peinado con un maquillaje para San Valentín de altos vuelos y deslumbra en esta noche mágica llena de sensualidad y gramour.


Crea, imagina y muestra un estilo especial. ¡Feliz día de San Valentín!