El flequillo sigue presente temporada tras temporada. Podrá cambiar, pero nunca pasará de moda. Lucir flequillos potencia tus rasgos faciales, da un toque moderno y actual a tu look y, en ocasiones, hasta esconde pequeñas imperfecciones o complejos, como tener la frente muy ancha o alguna cicatriz. Si eres de las que le gusta variar tu estilo, ¡ponte flequillo! Podrás mostrar infinidad de peinados y estilos y si no te gusta, siempre te quedará dejarte crecer el pelo un par de meses; por suerte, el flequillo crece muy rápido así que no te cansarás de él.

¿Qué flequillo es el que más me favorece?

Hay muchos tipos de flequillos, pero no todos favorecen igual. Según sea la forma de tu cara te sentirás más cómoda con un tipo de flequillo o con otro. Si tienes muy claro cuál es el look que quieres, ¡ ve a por él!, pero si todavía dudas sobre que peinado quedará mejor a tu rostro, sigue nuestros consejos y localiza que flequillo es la mejor opción para mostrar un look favorecido y elegante. ¡Elige el tuyo!


Flequillo largo y recto

Si tienes una cara ovalada o fina, el flequillo largo es tu mejor opción. Es muy favorecedor y suavizará tus rasgos, aportando un aspecto juvenil y delicado. Este flequillo es el más laborioso, ya que debes peinarlo de tal forma que no se muestra abombado ni se abra. Para ello, una vez que seques tu pelo, aplica unas gotas de Elvive Aceite Extraordinario y peina tu pelo con un cepillo ancho. Luego, sécalo con el secador y dale la forma deseada, ayudándote con los dedos. ¡Lucirás perfecta!

Flequillo abierto

Si tienes una cara muy redonda, intenta no lucir flequillos demasiado rectos, ya que enfatizarán las redondeces de tu rostro, marcándolo en exceso. Tu mejor opción en estos casos, será mostrar un flequillo abierto y desfilado en los extremos, que consiga que luzcas tus ojos. Este flequillo es uno de los más demandado esta temporada, ya que es cómodo y muy seductor. ¡Opta por enseñar tus ojazos!

Flequillo ladeado

Si quieres lucir un aspecto natural y sencillo, opta por dejar crecer tu flequillo y lucirlo de forma ladeada. Este peinado es muy favorecedor y sienta bien a todo tipo de caras. Es fácil de peinar y suele ser una bena opción cuando quieres intentar dejarte crecer el flequillo para igualarlo con el resto del pelo, sin que te moleste constantemente. Suaviza tus facciones con el flequillo de lado.

Flequillo asimétrico

Por último, llega el flequillo asimétrico, solo apto para las chicas más arriesgadas y desenfadas. Hay muchos tipos de flequillos asimétricos y despeinados, aunque no todos quedan bien cualquier cara. Si te gusta mucho cambiar de look y prefieres optar por algo diferente, corta tu flequillo muy corto y deja algún mechón más largo, mostrando una estética rockera. ¡Es el momento de arriesgar!

¡Luce postizo!

Si aprecias mucho tu pelo y no te suele gustar arriesgar, siempre te quedarán los flequillos postizos. Son una opción perfecta para cambiar tu look en tan solo unos segundos y luego, volver a tu estado anterior. ¡Es muy divertido! Unos días podrás lucir una melena suelta y sin flequillo y al día siguiente mostrarás una coleta alta con un flequillo recto, redondeado en los extremos y perfectamente peinado. Es una solución muy práctica, así que ¡aprende a jugar luciendo un pelo distinto cada día!

Esta primavera cambia tu estilo comenzando por el flequillo y reinterpreta tu look con un clásico lleno de posibilidades. ¡Es hora de verse divina “porque tú lo vales”!