El protocolo definitivo de higiene facial | L'Oréal Paris
Cerrar
Current site: website_MasterES
Database: web
Content start path: /sitecore/content/MasterES
Home node: /sitecore/content/MasterES/home
Language: Spanish (Spain, International Sort) : Español (España, alfabetización internacional)
Index : masteres_web_index
InstanceInfo configuration: Complete
InstanceInfo site: Complete;
El protocolo definitivo de higiene facial

El protocolo definitivo de higiene facial

Divertido, relajante y efectivo: así es el nuevo ritual purificante que sube a otro nivel tu rutina de higiene facial.

¿La clave para mantener una piel limpia, fresca y libre de brillos e imperfecciones? Una limpieza profunda. Si tienes la piel grasa, tu piel tiene mayor espesor, los poros están más dilatados y el exceso de secreción sebácea provoca que la cara te brille. Además, debes saber que si tienes la piel mixta sufrirás por igual de exceso de sebo que se dará normalmente en la zona T (frente, nariz y barbilla), lo que provocará brillos e imperfecciones.

Sea como fuere, ya tengas la piel grasa, mixta o normal, te presentamos tu nuevo aliado matificante y purificante que mantendrá tu rostro con un acabado perfecto en cualquier situación: la nueva mascarilla verde purificante de L’Oréal Paris.

¿Cuál es el secreto de su éxito?

La combinación de 3 Arcillas Puras + Eucalipto en una textura cremosa y fresca sobre tu rostro.

Sus 3 Arcillas Puras poseen poderosas propiedades que te cuidan en profundidad: la suma de las tres, el caolín, la Montmorillonita y la lava de Marruecos, consiguen absorber el sebo y las impurezas, a la vez que combaten las imperfecciones e iluminan la piel.

Ya sabes todos los beneficios que obtendrás introduciendo este nuevo paso adicional a tu ritual de higiene facial, ahora entérate de cuándo y cómo debes utilizar tu Mascarilla verde purificante:

¿Cuándo debes utilizarla?

De una a tres veces por semana. Puedes elegir los días en los que tengas una cita, fiesta o evento importante ya que sentirás de inmediato tu piel en plena forma: fresca, limpia y purificada.

¿Cómo debes aplicarla?

Para empezar, cubre tu rostro con una fina capa de tu mascarilla purificante. Es muy importante que lo hagas sobre una piel limpia, sin rastro de maquillaje.

El segundo paso es en el que puedes relajarte y disfrutar de verdad de tu ‘momento spa’, ya que tendrás que dejar secar el producto durante 10 o 15 minutos. ¿Qué puedes hacer mientras esperas? Escucha tu música favorita y baila sin parar, medita, ponte al día con tu serie favorita, elige tu look para el fin de semana, mira un tutorial de maquillaje... ¡El cielo es el límite! Para finalizar, aclara tu piel con abundante cantidad de agua tibia y, ¡voilà! Tratamiento finalizado.

¿A que desearías que durase más? La bueno es que puedes convertirlo en un paso habitual de tu cuidado de belleza y lo mejor es que este hábito se reflejará en tu piel día tras día. Ya sabes que inmediatamente te verás la piel limpia, fresca y purificada, pero después de 7 días notarás más beneficios: tu rostro está matizado y los brillos, bajo control. Después de un tiempo te notarás más bella y radiante, ya que facilitarás con la limpieza que tu piel ‘respire’ de una forma óptima.

¡Desenmascara tu mejor cara y mantén a los brillos bajo control!

 

Ver más Cuidados

#message

Subscription

Thank you for your interest in the L’Oréal Paris.
Your subscription has been entered.
In a few minutes you will receive our latest Newsletter on your email.

Unsubscription

You have just asked to unsubscribe to our newsletter
on the follow email: [email protected]
To confirm, please click on ‘unsubscribe’ link

Más información