Todas sabemos que desmaquillar la piel por las noches, mantenerla hidratada y seguir una alimentación equilibrada son las claves para lucir una piel sana y descansada. Aún así, hay veces que por falta de sueño o por una racha más ajetreada de lo normal, la piel luce más apagada. No te preocupes, si te levantas con los efectos del cansancio y quieres conseguir un efecto piel descansada de forma rápida y sencilla, sigue estos pasos que te ayudarán a conseguirlo.

Cuando nos levantamos con los ojos hinchados por falta de sueño, no hay nada mejor que acordarnos de los consejos de nuestras abuelas. Coloca unas bolsas de té 5 minutos sobre tus ojos y ya verás como los resultados se dejan ver rápidamente.

Cuando no hemos descansado bien, también se nota en nuestra piel. Un truco infalible es iluminarla para que recupere su textura y luminosidad. Para ello, aplica unos pequeños toques del iluminador Luz Magique sobre los pómulos y justo por encima y debajo de las cejas.

Para darle a tu piel una apariencia más saludable sin que se note excesivamente maquillada, aplica unos toques de Cushion hasta conseguir la cobertura que deseas. Al ser un maquillaje ligero, tu piel se verá más fresca y rejuvenecida. ¡Ya verás qué resultado!

Tras ello y para darle un toque de color y aportar luz al rostro, aplica un sutil toque de colorete color rosáceo en el pómulo.

Si además aplicas en tus pestañas la Máscara So Couture, podrás rizarlas y expandirlas sin apelmazar, creando un efecto de mirada mucho más despierta.

¿A qué es sencillo? ¡Con estos consejos no habrá mañana que se te resista!