Los tratamientos láser están de moda y es que, gracias a este dispositivo que transforma distintas formas de energía en radiación electromagnética (haz de luz de una determinada longitud de onda) mediante diversas formas: energía eléctrica, química, etc., podemos mejorar nuestro aspecto de una forma inmediata.

El láser ha revolucionado la ciencia en general. Se aplica en todo y para todo. En los últimos años le ha tocado al mundo de la estética, mostrando, en ocasiones, resultados «milagrosos».

El tratamiento con láser es el método más popular en determinados tratamientos no invasivos de estética como son: depilación definitiva, tratamiento contra las varices, reducción de manchas y quemaduras, eliminación de acné, rejuvenecimiento facial… Lo correcto es que un profesional de la medicina evalúe tu piel y te haga un diagnóstico acertado que le permita estudiar el problema a tratar y erradicarlo de la forma más satisfactoria posible.

El láser, además, se puede combinar con otros tratamientos de rejuvenecimiento facial como el botox que reduce las arrugas dinámicas de la piel, el relleno con ácido hialurónico, aumento de labios, radiofrecuencia o mesoterapia facial y así conseguir una piel con un aspecto renovado y resplandeciente.

Fuera de los tratamientos estéticos y gracias a los grandes avances de la medicina, el láser permite actuar sobre lesiones, dañando mínimamente los tejidos adyacentes y todo ello sin importantes efectos secundarios.

Si no estás en manos de un profesional, el láser puede tener efectos negativos, ya que pueden causar en tu piel posibles daños, como quemaduras o irritaciones causadas por determinados factores como:

1. Su longitud de onda.

2. Duración o tiempo de exposición.

3. Potencia o energía del haz de luz que produce.


Para ello, infórmate antes de someterte a cualquier tratamiento y exige siempre requerimientos mínimos: que la máquina de láser sea de calidad y tengan todas las revisiones pertinentes, que este manejado por un profesional que sepa perfectamente lo que hace, que se tomen las precauciones oportunas… el profesional debe tener un seguimiento del paciente previo y posterior al tratamiento y ofrecer siempre tratamientos personalizados según la piel de cada persona.

Los tratamientos láser pueden conseguir mostrar una tez perfecta y muy rejuvenecida, pero procura siempre consultar y desconfiar de aquellas clínicas o empresas que no te ofrezcan garantías.

Si prefieres recurrir a cremas que contengan los efectos del láser, prueba el sérum Revitalift Láser X3 y la crema Revitalift Láser x3enriquecidos con Pro-Xylane y ácido hialurónico para obtener un rostro radiante efecto piel nueva.


¡Comprueba los beneficios del láser en tu piel!