¿Cuánto sabes acerca del ‘maskné?

Hasta hace unos meses nada de nada porque el término ni existía pero de un tiempo a esta parte seguro que, como poco, has oído hablar de él. Y es que esta patología provocada por el roce de la mascarilla en nuestra piel se está volviendo muy frecuente y generando un montón de dudas. ¿A ti también? Pues el Dr. Gustavo Garriga, más conocido como @dermartina.dermatologia, te las está a punto de resolver.

‘MASKNÉ’: QUÉ ES, CÓMO PREVENIRLO Y CÓMO TRATARLO

¿En qué consiste el ‘maskné’?

El maskné es el debut o empeoramiento del acné que aparece en las zonas del rostro que entran más en contacto con la mascarilla protectora —nariz, boca, barbilla y pómulos— como consecuencia de un uso continuado de la misma.

¿Cuáles son sus principales síntomas?

Se pueden observar los típicos granitos de acné con supuración, pero también lesiones inflamatorias rojizas profundas y dolorosas más propias de un acné noduloquístico. Aparte, es frecuente apreciar un mayor taponamiento del poro, visible en forma de comedones abiertos (puntos negros) o cerrados (espinillas). En personas con una piel más sensible, es posible observar cierto grado de irritación en la piel debido al microambiente húmedo y caliente que genera la mascarilla.

¿Y sus causas?

El maskné es la consecuencia de un cóctel inflamatorio catastrófico. Por un lado tenemos un efecto mecánico en las zonas de roce: la fricción facilita una obstrucción del poro que es el primer paso para la aparición del acné mecánico. Y, por otro, la mascarilla genera una retención de aire caliente y húmedo, creando un microambiente proinflamatorio que facilita la irritación de la piel y una mayor inflamación de las lesiones del acné.
 
Además, todo esto ocurre en la zona que cubre la mascarilla, la cual coincide con la llamada zona "U". Esta área es famosa porque en ella es donde aparece el acné de la mujer adulta con mayor frecuencia. Por tanto, todos estos factores negativos del maskné ocurren en un espacio particularmente sensible.
Una de las causas más comunes del maskné es el efecto mecánico de roce que se produce entre la mascarilla y nuestra piel.

¿Hay algunas pieles que sean más proclives?

Sí, las grasas o con tendencia acneica tendrán un mayor riesgo de desarrollarlo, ya que reunirán con mayor facilidad los suficientes requisitos para la aparición del acné.

¿Influye la edad?

La mayoría de los casos se observan en mujeres en edad adulta. Esto se debe a que, como señalaba un poco más arriba, la zona que cubre la mascarilla es la llamada zona "U", que es justamente donde suele aparecer el acné de la mujer adulta. 

“El maskné es la consecuencia de un cóctel inflamatorio catastrófico”.

Dr. Gustavo Garriga // @dermartina.dermatologia

¿Qué podemos hacer para evitarlo?

El tratamiento del maskné se puede ordenar como si fuera una pirámide. La base consistiría en tener unos hábitos de vida saludables y realizar unos cuidados de la piel adecuados (lavarse la cara día y noche, hidratarla adecuadamente, mantener una correcta higiene de la mascarilla…). Esto es esencial pero no siempre suficiente, por lo que muchas veces necesitamos recurrir a tratamientos médicos en forma de cremas o pastillas. 
 
Lo más recomendable es acudir a un dermatólogo que pueda guiarte en tu caso concreto, ya que es el único profesional capaz de utilizar todos los tratamientos disponibles, tanto cosméticos como médicos.
Maskne Higiene Facial Cuidado Facial Image

¿Qué tipos de tratamientos se recomiendan en caso de presentar ‘maskné’?

Lo más básico es cumplir con una higiene adecuada, con productos que respeten la integridad de nuestra piel con un ph que se acerque al fisiológico. Esta limpieza puede complementarse con el uso de un tónico que prepare nuestro rostro de cara a los tratamientos que apliquemos a continuación. 
 
Existen muchos principios activos que nos pueden ayudar a controlar el acné. Algunos muy conocidos son el ácido salicílico, ácido azelaico, niacinamida o incluso antibióticos tópicos. Sin embargo, la familia de los retinoides es la que ha demostrado una mayor eficacia, posicionándolos como el tratamiento tópico de elección.

Dentro de esta familia el retinol es el principio activo más utilizado en los últimos años. El retinol nos permite obtener los beneficios dermatológicos propios de los retinoides sin producir tanta irritación en nuestra piel. Aún así, son productos que conviene utilizar con asesoramiento médico, ya que existe mucha diferencia entre la multitud de retinoles comercializados y un uso inadecuado podría hacer que nos quedemos cortos (no notemos nada) o que nos pasemos (suframos una gran irritación que nos haga imposible continuar con el tratamiento).
 
Y, finalmente, dependiendo del caso, puede ser necesario incluir medicamentos por vía oral, enfocados por ejemplo a controlar el componente hormonal del acné.

Consejos para afrontarlo mejor…

El consejo más importante es mantener la calma. Aunque parezca imposible, se puede controlar con un asesoramiento dermatológico adecuado. La clave es entender bien qué es lo que está fallando en nuestra piel y en base a ello diseñar una estrategia de tratamiento y mantenimiento a largo plazo que nos permita controlarlo.

No sé tú, pero nosotras nos quedamos con estos mensajes anti-maskné que nos ha lanzado el Dr. Gustavo Garriga: higiene facial, cuidados adecuados, ayuda experta y mucha, mucha calma. ¿Lista para ponerlos en práctica? 

Dr. Gustavo Garriga Martina @dermartina.dermatologia

Licenciado en Medicina por la Universidad de Granada, en la actualidad trabaja en el Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Virgen de la Victoria (Málaga) y cursa una tesis doctoral sobre terapia biológica avanzada en dermatitis atópica.

¡ENTRA EN SU PERFIL!