¿Pelo graso? Así puedes mantenerlo limpio durante más tiempo

Si te lo lavas día sí y día no (haciendo lo imposible porque no se note que está sucio en el ‘día no’), seguramente tienes el pelo graso. Y no negaremos que es un engorro pero con unos cuantos truquitos puede hacerse mucho más llevadero. ¡Ponlos todos en práctica y ganarás tiempo de aspecto limpio!

CUERO CABELLUDO GRASO, EL CULPABLE

Puede que creas que los villanos de esta historia son los gorros, la lluvia, el aire, el acondicionador, la almohada o incluso tu cepillo pero sentimos decirte que no tienen tanta culpa como imaginas. El problema se debe a que seguramente tienes el cuero cabelludo graso, es decir, que sus glándulas sebáceas generan más grasa de la que el pelo necesita para estar lubricado y protegido y… ya sabes lo que viene después.

¿Por qué se produce ese exceso? En muchos casos, se trata de una cuestión genética aunque hay otros factores que también influyen. Por ejemplo, una mala alimentación, estrés, desequilibrios hormonales, malas costumbres al lavarlo, uso de productos inadecuados, etc. Y aquí viene la buena noticia: incluso en los casos en los que el origen está fuera de tu control, hay una serie de hábitos que ayudan a que el cabello aguante más tiempo limpio.

SOLUCIONES PARA EL PELO GRASO QUE DAN LA VIDA

¡Y tanto que la dan! ¿Te imaginas la de tiempo y esfuerzo que te ahorrarías si no se ensuciara a la mínima? Aprende a convivir con tu pelo… ¡por las buenas!

$name
1

Evita lavarlo a diario

Salvo que tengas una melena muy fina y escasa, lo más recomendable es intentar espaciar los lavados tanto como sea posible. ¿Significa esto que tienes que resignarte a llevarlo sucio? No. La idea es acostumbrar al cabello porque, cuanto más te lo lavas, más grasa genera y, al final, aguanta menos tiempo limpio. Haz la prueba: lávatelo todos los días durante una semana. ¿A que te da la sensación de que no podrías llevarlo sin lavar el día 8? Pues eso.

Para que el pelo graso aguante más tiempo limpio, intenta espaciar los lavados.
$name
2

Aclara con agua tibia

Más sencillo que cualquier tratamiento para pelo graso y muy eficaz. El agua tibia permite eliminar la grasa y los residuos de los productos sin fomentar la producción de sebo, cosa que sí hace la caliente. Así que ya sabes: aclara siempre con el grifo en el medio y, como toque final, deja caer un chorro de agua fría para cerrar la cutícula. 

$name
3

No te lo toques mucho

Si tienes la manía de atusártelo cada dos por tres, ve pensando en opciones para mantener las manos quietas porque el continuo manoseo ensucia un montón el pelo. 

Para que el pelo graso aguante más tiempo limpio, evita tocártelo a menudo.
$name
4

Usa un champú antigrasa

Elemental, querida Watson. Si dar con el mejor champú es importantísimo siempre, para ti sobre todo porque va a influir y mucho en el tiempo que dure tu pelo limpio. ¿Su principal característica? Debe regular la secreción sebácea sin resecar el resto del cabello.

$name
5

Doble enjabonado

Dos pasadas de champú son mejor que una para garantizar que tu pelo queda bien limpio. Solo dos consideraciones: que el aclarado intermedio sea con agua templada y que utilices solo una nuez de producto en ambos casos. 

$name
6

¿Y si también lo tengo estropeado?

Tener las raíces grasas y las puntas secas o estropeadas es más común de lo que parece. Si es tu caso, te recomendamos que lo laves con una gama para cabellos dañados como Elvive Total Repair 5 porque lo reparan en profundidad de la raíz a las puntas. ¡Verás qué suave y ligero lo notas!

$name
7

Cuida el 'styling'

Las ceras y gominas, mejor lejos porque enfatizan el aspecto sucio; sin embargo, la laca puede ser tu aliada. ¿Cómo? Por ejemplo, Elnett Extrafuerte Volumen puede ayudarte a darle volumen a tu cabello en un second-day-hair. Además, como fija los peinados, evita que el pelo se mueva y, en consecuencia, que se ensucie. 

Para que el pelo graso aguante más tiempo limpio, cárdalo con la Laca Elnett Extrafuerte Volumen de L’Oréal Paris.
$name
8

Sigue una dieta sana

Aumenta el consumo de alimentos ricos en vitaminas A, C, B5, B12 y minerales como el hierro y el zinc. Así ayudarás a mantener tu cabello sano desde dentro.

$name
9

Desconfía de los remedios caseros

En Internet encontrarás muchas soluciones para el pelo graso; algunas funcionarás y otras, todo lo contrario. Por ejemplo, un mito extendido es el del vinagre y el bicarbonato pero la verdad es que no quitan la grasa. Y no solo eso: pueden alterar el pH del cuero cabelludo y dañar las células cuticulares. ¿Moraleja? Recurre solo a fórmulas probadas y fiables.

$name
10

Cepilla hacia abajo

Sobre todo al día siguiente de lavarlo porque así voluminizas el cabello y lo aireas. Justo después, recógelo en un moño o una trenza. ¿A que parece más limpio y compacto?

$name
11

No renuncies al acondicionador ni a las mascarillas

Salvo que tengas una melena muy fina y escasa, lo más recomendable es intentar espaciar los lavados tanto como sea posible. ¿Significa esto que tienes que resignarte a llevarlo sucio? No. La idea es acostumbrar al cabello porque, cuanto más te lo lavas, más grasa genera y, al final, aguanta menos tiempo limpio. Haz la prueba: lávatelo todos los días durante una semana. ¿A que te da la sensación de que no podrías llevarlo sin lavar el día 8? Pues eso.

$name
12

El volumen nunca falla

Un recurso básico que se materializa en peinados ahuecados y melenas sueltas con un ligero cardado.

Para que el pelo graso aguante más tiempo limpio, usa la Laca Elnett Extrafuerte Volumen de L’Oréal Paris para darle volumen, especialmente el día después de lavarlo.
Puede que tengas el pelo graso pero, con estos trucos, no se va a notar ni un poquito. ¡Verás qué bien te sienta entenderte (al fin) con tu melena!
Saltar the carrusel: consejos-soluciones-pelo-graso

Usa estos productos

Son más que aptos para el pelo graso