Nos comprometemos con el bienestar animal

Durante más de 30 años, en L'Oréal nos hemos comprometido con un mundo sin pruebas en animales. No probamos ninguno de nuestros productos o ingredientes en animales.

Durante más de 30 años, hemos estado al frente de los métodos alternativos.

Para L'Oréal, la salud y seguridad de nuestros consumidores siempre ha sido una prioridad absoluta.
Al igual que el apoyo al bienestar animal.

La cuestión sobre las pruebas en animales fue planteada por la sociedad civil y dentro de un marco normativo en los años 2000. Mucho antes, en L'Oréal ya habíamos desarrollado métodos alternativos basados en una tecnología única: la reconstrucción de piel humana, seguida de la de otros tipos de estructuras como la córnea y otras mucosas. 
Verdaderos pioneros: desde 1979, hemos reconstruido modelos de piel humana en laboratorios. Después, estos métodos fueron respaldados por las autoridades competentes. También se crearon otras herramientas que permitiesen elaborar auténticas estrategias integradas de evaluación de seguridad como alternativa al uso de animales. En 1989, cesamos por completo las pruebas de nuestros productos en animales, 14 años antes de que la ley así lo dictara.

Preguntas frecuentes

Leer todas las respuestas
Pregunta
1

¿Prueba L'Oréal sus productos en animales?

No probamos ninguno de nuestros productos o ingredientes en animales. Durante más de 30 años, hemos estado al frente de los métodos alternativos. En 1989, cesamos por completo las pruebas de nuestros productos en animales, 14 años antes de que la ley así lo dictara.

Pregunta
2

¿Qué métodos alternativos a probar sus productos en animales ha desarrollado L'Oréal?

Desde 1979, en L'Oréal hemos reconstruido modelos de pieles humanas en laboratorios para elaborar pruebas de seguridad in vitro que no involucren a los animales. De esta forma, el Grupo ha estado a la vanguardia de los métodos alternativos de evaluaciones de seguridad. Desde entonces, hemos abierto centros Episkin* en Lyon (Francia), Shanghái (China) y Río (Brasil) donde se producen pieles reconstruidas. Además de los modelos de piel reconstruida, en L'Oréal, como parte de nuestra evaluación predictiva, contamos con un amplio conjunto de herramientas entre las que destacan el modelado molecular, los sistemas expertos en toxicología y las técnicas de imagen, que no involucran a los animales.
Para conocer más acerca de la evaluación predictiva 
haz clic aquí.

Pregunta
3

Si no realizáis pruebas de vuestros productos en animales, ¿por qué sigue apareciendo L'Oréal en la lista de PETA de empresas que sí que lo hacen?

No probamos ninguno de nuestros productos o ingredientes en animales. Sin embargo, como nuestros productos se comercializan en China, seguimos apareciendo en la lista del PETA de empresas que hacen pruebas en animales. En China, las autoridades sanitarias siguen exigiendo y realizando pruebas con animales para determinados productos.

Pregunta
4

Entonces, ¿por qué seguís presentes en China?

Con nuestra presencia en China, podemos ayudar a la evolución de la normativa sobre pruebas con animales. Somos la empresa que trabaja más activamente con las autoridades chinas con el fin de lograr el cese completo de las pruebas en animales. Como resultado, la mayoría de los productos que vendemos en China ya no son probados en animales.

Pregunta
5

¿Qué medidas está tomando L'Oréal para acabar con las pruebas en animales en China?

Durante más de 10 años, en L'Oréal nos hemos comprometido a trabajar junto a las autoridades y científicos chinos para que se reconozcan los métodos alternativos y permitir que la regulación cosmética evolucione hacia una eliminación total y definitiva de las pruebas en animales. De esta forma, a día de hoy la mayoría de nuestros productos fabricados y vendidos en China llamados "no funcionales" (sin actividad biológica), han dejado de ser probados en animales. Aquí se incluyen productos para el cuidado de la piel, maquillaje y champús. En 2014, abrimos un centro Episkin* en Shangái que nos permite producir pieles reconstruidas. Estas pieles se utilizan para realizar pruebas de seguridad in vitro que no involucran a los animales y que están a disposición de las autoridades chinas.

* Episkin es un modelo de piel humana reconstruida

L'Oréal no prueba ninguno de sus productos o ingredientes en animales y ha estado al frente de los métodos alternativos

L'Oréal no prueba ninguno de sus productos o ingredientes en animales y ha estado al frente de los métodos alternativos.

Algunas autoridades sanitarias pueden, no obstante, realizar ellas mismas pruebas en animales para algunos productos cosméticos, como sigue siendo el caso de China. Somos la empresa que más activamente ha trabajado, desde hace más de 10 años, con las autoridades y científicos chinos para que se reconozcan los métodos alternativos y permitir que la normativa cosmética evolucione hacia una eliminación total y definitiva de las pruebas en animales.

Desde 2015, la mayoría de nuestros productos fabricados y vendidos en China, como todos nuestros productos para el cuidado de la piel "no-funcionales" (sin actividad biológica), han dejado de ser probados en animales.

Desde la década de los ochenta, en L'Oréal hemos creído que el futuro de las evaluaciones de seguridad depende del desarrollo de estrategias alternativas y predictivas para poner fin a las pruebas en animales. Este enfoque se ha logrado construir gracias al substancial progreso científico efectuado en el ámbito de los modelos de piel humana reconstruida, del modelado molecular y del procesamiento de datos de alto rendimiento. Han pasado 27 años desde que nuestros mejores científicos expertos crearan la primera epidermis humana reconstruida: ¡toda una revolución internacional! Esto significa que pudimos dejar de realizar pruebas en animales en 1989, 14 años antes de que fuese un requisito legal, y sin dejar ofrecer la máxima seguridad en nuestros productos. Nuestros modelos de evaluación alternativos y predictivos son respaldados por la comunidad internacional de científicos, como es el caso de "Toxicology in the 21st Century".
Es una muestra de los esfuerzos y la experiencia de nuestros laboratorios, y supone un impulso a nuestra innovación.

La ingeniería de tejidos consiste en la producción de tejido humano reconstruido y otros tejidos como mucosa o córnea. En L'Oréal, usamos esta técnica avanzada para probar los efectos de nuevas moléculas y predecir científicamente sus efectos beneficiosos (filtrar rayos solares, combatir el envejecimiento de la piel, etc.) o nocivos (irritaciones, alergias, alteraciones del sistema hormonal, etc.).
Existen varios modelos de piel reconstruida. Pueden usarse para probar moléculas de ingredientes activos de forma individual o al combinarlas con otras. Utilizamos estos