Combate el acoso callejero con el programa ‘Stand Up’ de L’Oréal Paris

El primer paso es reconocerlo: sí, el acoso callejero es un problema real en nuestra sociedad. Y el segundo, tomar medidas eficaces para frenarlo. Y eso es precisamente lo que ha hecho L’Oréal Paris en colaboración con la ONG Hollaback!; crear Stand Up, un programa de formación que pretende poner fin al acoso sexual en espacios públicos.

Si no lo has sufrido directamente, es muy probable que lo hayas presenciado o que alguien de tu entorno sí que lo haya experimentado en primera persona. El acoso callejero es una realidad que nos salpica a todos en mayor o menor medida y frente a la que, a priori, no solemos estar preparados. Así que si en su momento no supiste reaccionar, no supiste qué hacer —bien porque no te lo esperabas o bien porque no lo interpretaste con claridad—, para ti va dirigido el programa Stand Up. Para que cuentes con las herramientas necesarias y sepas cómo plantarle cara de forma eficaz.

Y es que esta iniciativa de L’Oréal Paris en colaboración con la ONG Hollaback! —referente en la lucha contra el acoso callejero— pretende no solo visibilizar las cifras que hacen de este mal un problema a escala global, sino ofrecer una formación diseñada tanto para víctimas como para testigos y una metodología que nos aporte las mejores skills para poder combatirlo sin poner en riesgo nuestra seguridad ni nuestra autoestima.

METODOLOGÍA DE LAS 5Ds CONTRA EL ACOSO CALLEJERO

Y la pregunta es: ¿cómo actuar? Si eres la víctima, lo mejor que puedes hacer es, siempre y cuando te sientas en una situación segura, decirle algo a tu acosador. Preguntarle por qué está teniendo esa conducta y pedirle que pare pero sin establecer nunca un diálogo con él. Otra opción es solicitar ayuda o, si consideras que estás a salvo, grabarle. Pero, imagínate que estás presenciando la situación, ¿qué debe hacer un testigo de acoso callejero? 

Dar asistencia

Establece una conversación directa con la víctima. Pregúntale cómo está, si la puedes ayudar en algo o simplemente dale conversación.

Delegar

Otra opción es alertar a alguien más sobre lo que está ocurriendo. Si estáis en un establecimiento, muy probablemente habrá una persona al cargo o un responsable que pueda frenar la situación. Pidiendo ayuda, estás colaborando también.

Documentar

Si crees que puedes hacerlo sin ser observado por el acosador, documenta el acoso. Coge pruebas. Eso sí, hazlo siempre con la única intención de defender a la víctima y nunca compartas o publiques sin el consentimiento de esta última.

Dirigirse al acosador

Manteniendo la calma, frena verbalmente al acosador. No empieces una conversación acalorada con él porque lo que hay que evitar por todos los medios es una situación más violenta de la inicial. Tu seguridad y la de la víctima son primordiales.

Distraer

Colócate entre el acosador y la víctima y desvía la atención. Romperás la tensión de la situación, dejando al acosador descolocado y sin posibilidad de seguir interviniendo. Con que te pusieras al lado también funcionaría.
Este es solo el resumen de la metodología. Pero no dejes de acceder a la web de Stand Up (la tienes arriba) para realizar la formación. Si prefieres hacerla de forma presencial, contacta con [email protected] o visita www.fundacionmujeres.es. No lo olvides, nuestras palabras y nuestros actos individuales pueden frenar el acoso callejero. Asumámoslo como lo que es, sin que nos asuste, y plantémosle cara. ¡Ya tienes las herramientas para combatirlo!