Cerrar
Current site: website_MasterES
Database: web
Content start path: /sitecore/content/MasterES
Home node: /sitecore/content/MasterES/home
Language: Spanish (Spain, International Sort) : Español (España, alfabetización internacional)
Index : masteres_web_index
InstanceInfo configuration: Complete
InstanceInfo site: Complete;
TRENZAS AFRICANAS: EL PASO A PASO DE ESTE PEINADO (QUE YA NO ES SOLO DE VERANO)

TRENZAS AFRICANAS: EL PASO A PASO DE ESTE PEINADO (QUE YA NO ES SOLO DE VERANO)

Llevas meses viéndolas en tus perfiles favoritos y algunas de tus celebrities de referencia ya han sucumbido a sus encantos. Y es que, si hay algo que reconocerle a este peinado es que está lleno de personalidad. ¿El motivo? Las trenzas africanas son cómodas, fáciles de hacer y sientan de maravilla con el bronceado (pero también sin él).

¡Ah! ¿Pero que no las conocías? Pues entonces perdónanos la grosería y deja que nos marquemos un rebobinado rápido para presentártelas en condiciones. Este tipo de trenzas se diferencian de las convencionales en que van completamente pegadas al cráneo —ahí reside su mayor encanto—. ¿Y esto qué significa? Pues que son perfectas para las melenas rizadas más descontroladas y, en consecuencia, para el resto de cabellos sobre la faz de la tierra.

Podrás encontrar un sinfín de tipos de trenzado y también de formatos: solo en la mitad del cabello, en forma de recogido, en la versión más clásica, únicamente en un lado… pero, siempre, siempre, bien tirantes y pulidas. ¿Te vas a atrever? Si buscas un argumento de peso, te lo damos: ¡solo se vive una vez!

Hay muchos tipos de trenzas africanas. ¿Una de sus versiones más populares? Hasta la mitad del cabello.


TRENZAS AFRICANAS PASO A PASO (Y CON AMOR)

¿Te mueres por saber cómo hacer unas trenzas africanas inspiradas en las representantes más cosmopolitas del street style? Pues es sencillo si te mentalizas de dos cositas: debes armarte de paciencia y bloquearte una mañana o una tarde de tu agenda. Todo lo demás depende de tu maña y de tu disciplina. Es decir, que tienes que seguir estas directrices al piel de la letra si quieres poder salir al día siguiente a la calle sin tener que esconderte por las esquinas. ¡Vamos, que es la hora!

1. Cepilla tu melena sin prisa pero sin pausa
Es fundamental que cepilles tu cabello cuidadosamente antes de empezar a trenzar. Debes desenredarlo en su totalidad y quitar los posibles nudos. Tiene que quedar sedoso y fácil de manejar.

2. Prepara tu melena antes de empezar a trenzar
Antes de hacer tu peinado con trenzas, utiliza una fórmula mágica como la leche de peinado Stylista The Braid Milk de L’Oréal Paris. ¿Qué conseguirás? Aportar sujeción y brillo para mantener las trenzas intactas y ordenadas de forma natural. ¡Así, sí!

3. Separa tu pelo en mechones pequeños
Ahora, divide tu pelo en 4 partes iguales, desde tu frente hasta la altura del cuello y otra desde una oreja hacia la otra. Cuando tengas las divisiones, deja suelta la sección con la que tengas pensado empezar y recoge el resto. Realiza otra subsección con ayuda del lado más fino de un peine y haz una línea horizontal desde la frente hasta la oreja.

¡Ha llegado el momento de trenzar! La simetría aquí es fundamental. En este espacio de la cabeza, elabora todas las trenzas que puedas (bien prietas) a la misma distancia y del mismo tamaño. Para que queden superpegadas tienes que coger tres mechones iniciales e ir añadiendo pelitos a los de los extremos según vayas trenzando.

Posdata: que no se te olvide que te has bloqueado la agenda y que esta no es una prueba de velocidad, sino de resistencia.

4. Repite este proceso hasta trenzar todo tu cabello
Luego, coge otra sección de pelo y repite el proceso hasta tener toda la cabeza llena de trenzas, procurando que haya el mismo número en todas las secciones para que el resultado se vea equilibrado. Y no queremos ser pesadas —porque ya te lo hemos dicho arriba—, pero debes asegurarte de que estos mechones tengan un grosor similar entre sí, de tal modo que el efecto final sea mucho más ordenado.

Te animamos a que lleves tus trenzas africanas en un recogido. Aplícate un poco de la Laca Elnett de L’Oréal Paris y despreocúpate de la fijación.
5. Fija tus trenzas para que aguanten varios días
Con lo que te está costando seguir el paso a paso de las trenzas africanas, no te olvides de asegurarlo bien para que no se te escape ni un pelo; así que, cuando finalices, aplica Laca Elnett y fija el resultado. ¡Peinado perfecto, brillante y con cero residuos!

6. Dale importancia al mantenimiento
Remember! Si vas a hacerte este tipo de peinados es fundamental pensar en el después. Procura llevarlas como máximo 4 semanas para poder lavar el cabello y que este no se resienta o resulte maltratado. Si además vas mucho a la playa o a la piscina, deberás mimarlas con más frecuencia porque la sal y el cloro hacen que tu cabello se debilite con más facilidad. Pero, “¿y cómo me lo lavo?”, te preguntarás, pues con tu champú habitual y sin frotar. De hecho, los primeros días es mejor que solo te las mojes con agua fría.

Si has llegado a este punto y todavía sigues con ganas de hacerte unas trenzas africanas, es tu destino y no se hable más. Dales tu propio rollo sumándolas al resto de tu outfit y ‘encabeza’ una mezcla de culturas sorprendente.

Ver más en Peinados