Cuidado del bigote: aquí va una propuesta de máximos

Hace un siglo era sinónimo de todo lo que “mola” proyectar (clase, sabiduría, estilo, autoridad…) y, por ende, no había hombre “cool” que no lo llevara. Ahora no es un fenómeno tan viral como el de la barba, pero también tiene sus fans. ¿Lleva un tiempo llamándote? Pues es justo que sepas que el cuidado del bigote esconde su aquel y gestos como una correcta limpieza e hidratación no pueden faltar. Pero hay más.

PASO A PASO PARA CUIDAR EL BIGOTE A DIARIO

Últimamente no se deja ver demasiado por culpa de la mascarilla pero cuando lo hace, vamos si lo hace. Y es que si algo tiene un bigote es que es magnético sin proponérselo. Eso sí, es obligatorio llevarlo al día. ¿Necesitas una rutina?

Limpieza

Si este paso ya es un hábito necesario per se, con bigote especialmente. Ten en cuenta que el vello puede impedir que la piel respire correctamente y favorecer la descamación, así como la acumulación de sebo en los poros. Y esto no es todo. Imagínate los restos de comida, bebida e incluso sudor, bacterias y polución que quedan atrapados en él. Y más con mascarilla. Y más si fumas.

Pero bueno, nada que no se pueda solucionar. Para liberarlo de todos esos residuos, olores y partículas indeseadas, al tiempo que cuidas de tu piel, utiliza el Champú 3 en 1 de la gama Barber Club de L’Oréal Men Expert. Empléalo cada vez que te laves el pelo en la ducha (es apto para barba —en este caso bigote—, cabello y rostro) y aplícalo por medio de un masaje, asegurándote de aclararlo muy bien al final. Te lo dejará limpísimo y muy suave.

Hidratación

El pelo del bigote —al igual que el de la barba— es más proclive a la sequedad. Por ello, requiere de una hidratación diaria profunda y específica. Y no solo hablamos del vello. La piel que hay debajo y que apenas ve la luz del sol también la necesita para no pelarse y escapar de picores y rojeces.

Y justo en esta línea está el Cuidado Hidratante para Barba Corta y Piel de Barber Club que cumple con una doble función:

  • Suaviza el vello y alivia su tirantez.
  • Hidrata la piel de todo el rostro durante todo el día.

La clave para aplicar esta crema en la zona del bigote es hacerlo de forma ascendente, es decir, a contrapelo pero con delicadeza, sin pasarte de fuerza. Así te asegurarás de que penetre no solo en la superficie, sino también en el nacimiento del folículo. Muy a su favor: se absorbe enseguida y no deja residuo.

 La hidratación es clave para un cuidado integral de tu bigote. Llévala a cabo con el Cuidado Hidratante para Barba Corta y Piel de la gama Barber Club de L’Oréal Men Expert.

Disciplina

Dependiendo de cómo sea el pelo (grosor, densidad y forma) y también tu tipo de bigote —no es lo mismo uno que otro—, necesitarás más o menos pericia para domarlo. Aquí tus aliados son tres:

  • Unas tijeras especiales para barba y bigote con las puntas redondeadas.
  • Un peine para bigote.
  • Cera de Fijación Barber Club que, además, tiene el plus de que la puedes utilizar en el pelo también. 

Tras haber realizado la limpieza y la hidratación, hay que peinar el bigote. Un gesto que estimulará el crecimiento del pelo y propiciará que la fibra capilar se cierre en bloque y así no se nos escape la aportación de la crema. Una vez seco, aplica una pequeña cantidad de cera y comienza a trabajarlo en función del look que tengas en mente. Con solo un par de pasadas detectarás a los rebeldes que se salen del objetivo; córtalos con mesura y sin volverte loco. El resultado será un pelo suave, brillante y sin acartonar. La cera tampoco produce residuo alguno y la podrás retirar fácilmente con el champú que te mencionábamos arriba. Menudo bigote con “estilazo” te vas a marcar gracias a su potente fijación. Echa mano de ella siempre que quieras.

TRUCOS PARA HACER CRECER EL BIGOTE

  • Como en todo lo relacionado con nuestra piel, cabello y estado físico en general, una alimentación sana y equilibrada y una hidratación correcta —hablamos de unos 2 litros de agua al día— suman muchos puntos.
  • Antes de dejarte bigote puedes probar un par de semanas seguidas a rasurarte la zona cada 3 días para estimular el crecimiento y que lo haga de manera regular y con más fuerza. Al tratarse de vello androgénico: un tipo de pelo relacionado con los caracteres sexuales y el nivel de testosterona, al rasurarlo se produce un “efecto llamada” que estimula los folículos de alrededor para producir más. Lamentablemente, esto no pasa en la cabeza…
  • Con el mismo objetivo, puedes darte masajes circulares en el labio superior para estimular la microcirculación. Hazlo en la ducha cuando te apliques el champú y así el vapor de agua abrirá tus poros, volviéndolos más receptivos a los activos y cuidados posteriores.
  • Déjalo crecer abundantemente y luego ve recortando poco a poco —y periódicamente— con las tijeras siguiendo el patrón del tipo de bigote que quieras. La cera y un peine te ayudarán a disciplinarlo.
  • Como te contábamos al principio: tanto en el antes, el durante y el después del crecimiento de tu bigote, tu régimen de limpieza e hidratación debe ser exhaustivo. Una piel sana favorece un bigote ídem (lo cual es directamente proporcional a la intensidad de su crecimiento).
Una rutina facial diaria basada en limpieza, hidratación y peinado es básica si quieres llevar el cuidado de tu bigote a rajatabla.
Estos son todos los secretos para un cuidado del bigote nivel pro y casero. Haz como nuestros antepasados y conviértelo en un rasgo más de tu personalidad. ¿Que no te queda bien? Pues borrón y cuenta nueva.
Saltar the carrusel: cuidado-bigote

Usa estos productos

Borda el cuidado de tu bigote