Las reglas básicas del maquillaje para ir a trabajar

Llevar los ojos a lo Nefertiti a una reunión sería un error imperdonable; presentarte como recién levantada, también. Para que no caigas en excesos (ni carencias), te contamos cuáles son las normas de un buen maquillaje para ir a trabajar.

Seguro que en tu empresa existe un código de vestimenta y otro de conducta —dependiendo del grado de buenrrollismo que haya—. Pero, ¿crees que no hay un tercero sobre maquillaje de trabajo? ¡Desde luego que sí! Te leemos la letra pequeña del convenio de las working girls al que deberías acogerte.

LAS LEYES DEL MAQUILLAJE DE OFICINA

El maquillaje es justo y necesario

Salvo que trabajes en televisión —donde las normas son otras, claro—, lo que mejor sienta a nivel rostro es una capa ligera de base y un toque de corrector. Puedes empezar con la nueva Infalible 24H Matte Cover de L’Oréal Paris —su textura fluida y su efecto piel mate te va a encantar— y después cubrir las imperfecciones con More than Concealer. Bien difuminados y en pequeñas cantidades, este dúo borra los signos de cansancio y disimula granos, ojeras o rojeces en cuestión de pocos minutos. 
Primera norma del maquillaje para ir a trabajar: debe ser cubriente pero con acabado natural como la base de Infalible 24H Matte Cover de L’Oréal Paris.

Usa productos de acabado natural

Si tuviéramos que resumir en una palabra la máxima del maquillaje de oficina, esa sería “naturalidad”. La puedes conseguir con una base y un corrector que se fundan a la perfección con tu tono de piel, unas sombras de ojos tierra, un colorete rosado o melocotón que imite el rubor natural… Al final, si apenas se nota que vas maquillada, habrás triunfado en cualquier circunstancia.
Maquillaje Para Ir A Trabajar Tonos Naturales Maquillaje Imagen

La máscara y el corrector son un ‘must’

Por mucha prisa que tengas por las mañanas, hay dos básicos ineludibles que te cambian la cara como por arte de magia: el corrector y la máscara de pestañas. El primero camufla de maravilla las ojeras y aporta frescura a la mirada, por eso no nos viene nada mal para disimular los madrugones. Después, la máscara se encarga de darle profundidad y amplitud a las pestañas. Elige una que lo potencie todo —volumen, longitud y curvatura— como Bambi Eye Extra Black que abre la mirada al instante. Aunque solo lleves esto, ya parecerás otra. 
Maquillaje Para Ir A Trabajar Mascara Pestanas Maquillaje Imagen

Recurre a fórmulas de larga duración

Seamos realistas: no tenemos tiempo de ir al baño a retocarnos cada dos por tres. Y la mejor forma de evitarlo es usando productos que aguanten el tirón. La base Infalible 24H Matte Cover, por ejemplo, te proporciona máxima cobertura mate durante todo el día. Además, es resistente al agua, al sudor y al calor. ¿Eres chef? ¡Pues ni los vapores podrán con tu maquillaje!
Maquillaje Para Ir A Trabajar Resistente Maquillaje Imagen

En los labios, menos es más… con excepciones

Los ojos, poco recargados; el colorete, sutil; ¿y los labios? Pues aquí vamos a ser más permisivas. Los nudes son un acierto seguro pero tampoco le cerramos la puerta a un rojo de baja intensidad. Lo cierto es que aquí entra en juego tu propio estilo y tu entorno de trabajo. Por ejemplo, si eres administrativa en una delegación de Hacienda, mejor no impresionar al público —que seguro que ya va bastante impresionado—; pero si trabajas en un ambiente más informal, puedes permitirte un poco de riesgo. ¿El punto medio perfecto? El rosa amarronado del pintalabios No Diktat de Color Riche Free the Nudes con acabado de terciopelo.
Maquillaje Para Ir A Trabajar Pintalabios Maquillaje Imagen
Terminamos con una última lección del maquillaje para ir a trabajar: no caigas en la rutina, que improvisar también está contemplado en este código.
Saltar the carrusel: maquillaje-trabajo-working-girl

Usa estos productos

Arriesga (lo justo) en tu maquillaje para ir a trabajar