¿No sabes qué hacer con tu pelo encrespado? Pon en práctica nuestros consejos y, por supuesto, ten a mano el Sérum Stop Frizz de L’Oréal Paris.

¿Pelo encrespado? 6 trucos fuera de serie para dominarlo

Te quedas pillada por la calle mirando esas melenas que acaban de salir de la ducha y aún así se secan perfectas, y te sorprendes pensando: ¿Por qué yo no? ¿Por qué mi pelo tiene vida propia? Créenos, sabemos por lo que estás pasando. Corta el cable que te une al cabello seco y rebelde con estos consejos antipelo encrespado. ¡Verás qué bien se vive sin 'frizz'!

El encrespamiento es el gran quebradero de cabeza de todos los tipos de pelo —sí, que sepas que ni las que lo tienen liso como una tabla se libran— así que, toma medidas, sigue nuestros consejos y convierte tu cabello en una melena “electrizante” y no “electrificada”. Bajando voltios en 3, 2, 1…

TRUCOS ESPECIALES PARA CABELLOS ENCRESPADOS

1

Hidratación

Para empezar, debes saber que una de las principales razones por las que tu cabello parece estar enchufado a la corriente es la falta de hidratación, muy al contrario de la creencia popular de que siempre se produce a consecuencia de la humedad. La falta de agua en el pelo provoca que este se abra, se extienda, en busca de esa agua que le falta. ¿Cómo te quedas? Por lo tanto, lo que necesita tu pelo es hidratación y nutrición para que las cutículas capilares se mantengan compactas y en su sitio. Champús, aceites, mascarillas… ¡apareceos y haced de las vuestras! (Debajo te dejamos unos posibles candidatos).
2

Secado especial

La herramienta estrella sigue siendo la misma: la toalla. Eso sí, si te la enrollas (sin apretar) a modo de turbante y la utilizas de microfibra mejor que mejor. Al salir de la ducha seca tu cabello a golpecitos y sin frotar. Después, enróllala unos minutos para eliminar la humedad que quede sin "cargarlo" de electricidad. Una camiseta de algodón también valdría… Lo que no vale es revolverte la melena a lo salvaje.
Antes de aplicar el Sérum Stop Frizz de L’Oréal Paris, seca tu cabello con una toalla o una camiseta de algodón sin frotar para evitar el efecto pelo encrespado.
3

Peinado cuidadoso

Resulta que el cepillo o el peine importan por lo que, a la hora de desenredarlo, usa un peine de dientes anchos madera (huye del plástico) y modera tu fuerza. Piensa que, si pones mucho énfasis, tu pelo se vendrá arriba. Además, también lo puedes partir. Nuestra recomendación es que utilices un acondicionador después del champú. Aplícatelo, desenrédate el cabello bajo el agua y ya verás como este momento tenso dejará de preocuparte.
4

Aclarado con agua fría

Te lo hemos dicho mil veces (sentimos la brasa), así que seguro que este truco ya te lo sabías. Pon el punto final a tu lavado con un chorro de agua fría para sellar tus cutículas y partir de un acabado más liso. El agua caliente, al contrario, puede provocar que la cutícula se levante, que el pelo necesite más humedad; y eso no es lo que buscamos en absoluto.
5

Más descanso entre lavado y lavado

Para evitar que se reseque a consecuencia de la pérdida de su grasa natural y que sea más propicio a descontrolarse, una opción es que evites lavarlo muy a menudo. Otra sería recurrir al champú en seco, pero si no estás acostumbrada, por lo menos apuesta siempre por una gama muy nutritiva (como te decíamos en el punto 1) y ten muy presentes a los aceites en tu rutina diaria. ¿Un truquillo puntual? Una vez a la semana alarga todo el tiempo que puedas la aplicación de la mascarilla (las hay hasta que duermen con ella cubriendo el pelo con un gorro o una toalla) y cuando te lo aclares lo notarás mucho más liviano.
6

Evita el exceso de calor

¿Alguna vez has notado cómo se te iba cargando el pelo a medida que te lo secabas? Pues si lo puedes dejar al aire, perfecto; y si el acabado extramessy no te lo permite, en el caso del secador mantén cierto espacio entre la herramienta y tu melena (20 cm), y en el de la plancha regula la temperatura. ¡Ah! Y siempre, siempre, siempre, recurre a un protector térmico para proteger tus cutículas y evitar que se inflen. El sérum antiencrespamiento Stop Frizz de la gama Dream Long de L’Oréal Paris cumple con una doble misión: la de proteger tu pelo del calor (hasta 230 grados) y la de retener al frizz. 
Evita el pelo encrespado mientras lo proteges del calor con el Sérum Stop Frizz de L’Oréal Paris.
¿Todo en orden? Pues sigue estas sencillas recomendaciones y ya verás cómo tu pelo encrespado pasa a mejor vida. ¡Desenchufa tu melena!