Rizador VS máscara: ¿qué método para rizar las pestañas prefieres?

Mate VS brillo, lápiz de ojos VS ‘eyeliner’, corrector en crema VS líquido… En el mundo ‘beauty’, a menudo estás en un bando o en otro pero, ¿y si te decimos que en este duelo hay dos ganadores? Domina el arte de rizar las pestañas en todas sus facetas y podrás pertenecer al ‘team’ rizador y al ‘team’ máscara al mismo tiempo (con el doble beneficio que eso implica).

CÓMO RIZAR LAS PESTAÑAS PASO A PASO CON RIZADOR

Si nunca lo has utilizado, puede que te parezca un objeto extraño y hasta peligroso pero nada más lejos de la realidad. El rizador es una herramienta de culto para maquilladores y celebrities. Su buena fama se debe a su capacidad para curvar las pestañas con un resultado sutil y muy natural. ¿Sigues con lo de ‘peligroso’ a vueltas? Pues te adelantamos desde ya que, salvo que te ensañes al hacer el gesto de apretar, no hay nada que temer. Es más, en cuanto lo pruebes —y fiches un diseño que te alucine—, te vas a aficionar a él tanto como las francesas. Pero antes, veamos cómo se usa:

  • Primero, asegúrate de tener las pestañas limpias y bien cuidadas. ¿Te desmaquillas cada noche y las mantienes a punto con un sérum específico? ¡Gran punto de partida!
  • Practica el gesto un ratito antes y, ahora sí, acerca el rizador a la base de las pestañas superiores. Presiona suavemente durante unos 5 segundos con los ojos abiertos y suelta.
  • Ahora, vuelve a colorarlo sobre la base pero, antes de presionar, dirige tus pestañas hacia un lado con los dedos. Así las curvarás en dirección al extremo, creando una forma muy femenina.
  • Si las tienes extremadamente rectas, desplaza un poco el rizador de la base y haz suaves presiones hacia la mitad de su longitud. 
  • Repite el proceso en el otro ojo, tomándote tu tiempo (sobre todo al principio). ¿Conforme con el nivel de rizado? Si echas en falta un poco de potencia, ¡repasa con tu máscara y listo!
Usar un rizador es muy sencillo pero conseguir el mismo efecto con la máscara Lash Paradise de L’Oréal Paris, ¡todavía más!

CÓMO RIZAR LAS PESTAÑAS SIN RIZADOR

El rizador puede ser el paso previo a la máscara —de ahí lo del duelo a medias que te anunciábamos antes— pero también verse sustituido por ella. Porque sí, una máscara de pestañas bien aprovechada hace el milagro de curvarlas y elevarlas por si sola. ¿No nos crees? Eso es que no has probado la nueva Lash Paradise de L’Oréal Paris. Su fórmula con aceite de ricino, agua de aciano y aceite nutritivo de rosa proporciona una aplicación muy suave. Además, su cepillo tiene una forma característica, indicada para crear volumen y potenciar la longitud de una pasada. 

¿Cómo se consigue ese efecto rizado con Lash Paradise? Muy sencillo: coloca el pincel en paralelo a la base de las pestañas y ve deslizándolo suavemente en zigzag hacia arriba. El resultado será una mirada bien abierta, ligera, sin grumos y cómoda incluso para los ojos más sensibles.
Usa la máscara Lash Paradise de L’Oréal Paris para rizar tus pestañas con un resultado ligero y un extra de volumen.
Teniendo estos dos métodos eficaces para rizarse las pestañas, ¿por qué arriesgarse a practicar trucos nada ortodoxos? O peor incluso: ¿por qué renunciar a la mirada en curva que siempre has querido? Practica con el rizador y la máscara y ya nos contarás si te quedas con uno, con otro… ¡o con ambos!
Saltar the carrusel: rizado-pestanas

Usa estos productos

Rizar tus pestañas nunca fue tan fácil