Beneficios de los antioxidantes para la piel

La piel no solo es el órgano más extenso de nuestro cuerpo, también es la única barrera que tenemos para protegernos de las agresiones externas como el sol, el frío o la contaminación. Estos factores, junto otros de origen genético, son los responsables del envejecimiento y el estrés oxidativo que acaba produciendo arrugas, pérdida de firmeza y manchas. ¿Hay algo que podamos hacer para frenar este proceso? Sí, alimentar nuestra piel con antioxidantes, unas moléculas que neutralizan el estrés oxidativo generado por estos factores.
Nuestro organismo produce antioxidantes para detener las agresiones externas, pero no son suficientes para hacer frente a todas ellas. Por eso es tan importante incluir en nuestra rutina diaria cosméticos formulados con antioxidantes, como la Vitamina C, que nos ayuden a prevenir la oxidación producida por los radicales libres.  
 

Tipos de piel que se benefician de las cremas antioxidantes

Las cremas ricas en antioxidantes para la piel pueden ser beneficiosas a todas las edades, pero, las pieles maduras se benefician especialmente con su uso. La explicación es sencilla, los radicales libres atacan a las células dañándolas y degradando a su vez el colágeno, la elastina y las membranas celulares. Y, cuánta más edad tenga la piel, más daño habrá acumulado a sus espaldas traduciéndose en manchas, arrugas y envejecimiento prematuro. Si no queremos que eso suceda, a partir de cierta edad, es imprescindible incluir a los antioxidantes faciales en nuestra rutina diaria. ¡El salvavidas que tu piel está pidiendo!
Las pieles maduras se verán renovadas si incluyen cremas antioxidantes en su rutina diaria.

Beneficios y resultados de los antioxidantes en la piel

Si quieres prevenir el rostro seco, apagado, con falta de tono y manchitas o imperfecciones, entonces tu piel necesita un cóctel de antioxidantes. Lo mejor de usar los antioxidantes en cosméticos es que notarás una piel más suave, nutrida y confortable aplicando la crema en el rostro. ¿Magia? Ni mucho menos, aquí, como en todo, la clave es la constancia, por eso, el uso continuado de una crema antioxidante hará que, con el tiempo, el cutis se vea suavizado, retonificado e iluminado. Y si sigues usándola a largo plazo, el rostro recuperará vitalidad. Y todo gracias a los antioxidantes para la piel que protegen las células combatiendo la degeneración celular. Nunca un gesto tan sencillo fue tan beneficioso.

El mejor antioxidante para la piel

Si te preguntas cuál es el mejor antioxidante que existe la respuesta pasa por la constancia y una rutina de 180 grados que proteja y nutra tu piel en todo momento. Por eso, te recomendamos apostar por una línea cosmética que incluya crema de día, de noche y sérum formulados con antioxidantes, como la Age Perfect Renacimiento celular de L’Orèal Paris.
Para que los antioxidantes cosméticos sean realmente eficaces, deben estar correctamente formulados y con la concentración idónea para que penetren en la piel. La Crema Regeneradora Renacimiento Celular contiene ingredientes activos que ayudan a neutralizar el efecto de los radicales libres en la piel gracias a su complejo Antioxidante enriquecido de Vitamina E y Neohesperidina (un antioxidante patentado de naranja amarga) que mejora la renovación epidérmica, revelando una piel visiblemente más joven. Y la crema con factor de protección solar 30, clave cuando luchamos contra la oxidación celular. 
Para sellar tu tratamiento, nada mejor que redondear tu rutina antioxidante con el sérum de noche Sérum de Noche Midnight Serum que actúa mientras duermes, cuando tu piel alcanza su máximo nivel de renovación celular y el Sérum regenerador, con textura no grasa para una luminosidad instantánea nada más despertar. 

Ahora que ya conoces todos los beneficios de los antioxidantes para la piel seguro que no puedes (ni quieres) prescindir de ellos en tu rutina de cuidado diario. ¡Dale a tu piel el glow que te lleva tiempo pidiendo!