‘Browning cejas’: ¿tú también quieres lucirlas perfectas?

Cejas que miras, cejas que envidias y es que, no sabes ni cómo ni por qué, pasan los años y sigues sintiéndote incapaz de arreglártelas bien. Si lo del ‘microblading’ te motiva menos tres porque te parece demasiado evidente, pero a la vez hay pocas cosas que desees más ahora mismo que unas cejas tupidas —y sin calvas—, has llegado al lugar indicado. ¡Te desvelamos las claves del efecto ‘browning’!

¿QUÉ ES EL EFECTO ‘BROWNING’?

Podríamos decir (y sin exagerar) que se trata de la última gran tendencia en cejas. Y, yendo al grano total, lo que te tiene que quedar superclaro es que esta técnica consiste básicamente en rellenar, peinar y fijar el vello para conseguir una ceja más gruesa, pero bastante natural. Es decir, definida pero informal. Ten en cuenta que en el último año —mascarilla mediante— se han vuelto más protas que nunca. Vamos, que ya no te libras de trabajarlas…

CÓMO CONSEGUIRLO PASO A PASO

Te va a llevar poquísimo tiempo comparado con lo que te va a cambiar la mirada. Y si te ves rara, tan fácil como tirar de desmaquillante y probar y probar hasta que te terminen de gustar. Lo cual, dista mucho de las cejas tatuadas o del microblading que no tienen marcha atrás (o, por lo menos, no al momento). ¡Vamos allá!

1. Diséñalas

Si quieres acertar con las proporciones, solo tienes que fijarte en tu propio rostro:

  • Inicio. Pinta un hilo con cualquier lápiz oscuro blando que tengas a mano y pósalo perpendicularmente sobre cada uno de los bordes alares de tu nariz. Como el hilo está pintado, te dejara una señal en el extremo de tu nariz, pero también en el origen de tus cejas. Es decir, te marcará el inicio.
  • Altura. Con el mismo hilo, colócalo esta vez dibujando una diagonal desde el borde alar de tu nariz —que no el pliegue—, pasando por el centro de tu pupila. Donde quede pintada la guía, deberá ir el punto más alto de tu ceja (el pico).
  • Largura. Muy sencillo. Coloca el hilo otra vez sobre el borde alar de tu nariz, pero esta vez fuerza que pase por el extremo del ojo (el opuesto al lagrimal). A la altura de tu ceja haz una marca. Esa será la longitud ideal.

2. Rellénelas

Ya las tienes a la medida de tus rasgos, así que ahora te toca rellenar con color todas las marcas realizadas. Pero… ¿sabes cómo maquillar tus cejas? Nosotras te recomendamos que uses un instrumento de precisión como Skinny Definer de L’Oréal Paris que, gracias al grosor de su mina, te permitirá ser más detallista en el trazo. Como lo que buscamos es un acabado tupido pero natural, el truco es que vayas rellenando la ceja como si estuvieras dibujando pelitos. Es decir, mediante trazos cortos y rápidos que sigan el sentido del cabello. Importante que elijas un pigmento que calque tu color. ¿Estás ahora mismo enganchada a los productos de larga duración? Pues la máscara de cejas Plump&Set puede ser tu alternativa. También es precisa gracias a su cepillo de pequeño tamaño y, aunque su cobertura es total, no apelmaza.
Clava la técnica browning en tus cejas con el gel Unbelieva Brow de L’Oréal Paris.

3. Cepíllalas

Otro tip para un acabado más natural. Al cepillar —Skinny Definer lo lleva integrado— estarás difuminando el color e integrándolo con tu ceja. El resultado será más compacto y costará distinguir la parte maquillada de la original. ¡Justo lo que queremos!

4. Fíjalas y dales intensidad

Para este paso lo mejor es que acudas a un gel específico como Unbelieva Brow de L’Oréal Paris que, aparte de ser un producto de larga duración (tus cejas aguantarán intactas durante 2 días), también aporta grosor y densidad. Perfect, ¿verdad?

5. Despéinalas

Así es esta técnica, cejas supertrabajadas pero a la vez despeinadas. El objetivo es que queden un poco descolocadas, eso sí, todo calculado al milímetro (por quién nos tomas… ). Sobre todo, intenta despeinar los pelillos del inicio y los del centro de la ceja. Las zonas más finas déjalas más peinaditas. Por cierto, si no te queda bien el efecto messy, llévalas más pulidas y punto. 
La tendencia browning cejas también requiere que las lleves un poco despeinadas (como desenfadadas). Consigue este efecto con el gel Unbelieva Brow de L’Oréal Paris.

6. Sublímalas

Justo debajo de tus cejas, aplícate un poco del corrector More Than Concealer de L’Oréal Paris. Un minitoque será suficiente para unificar el tono del párpado e iluminar. Hablando de esto último… una gota estratégica de Glow Mon Amour justo en el hueso de la ceja te levantará la mirada al instante. 

Quién te iba a decir que con la tendencia browning por fin ibas a llevar unas cejas tupidas e intensas, pero a la vez desenfadadas. Ahora sí que sí tus ojos van a tener un marco a su altura. ¡Menuda diferencia! De verdad, merece la pena.
Saltar the carrusel: browning-cejas

Usa estos productos

Consigue el efecto ‘browning’