‘Cat eye’ o el delineado con rabillo que se te resistía (hasta ahora)

Inspirado en las miradas felinas de los gatos, esta tendencia se ha convertido en un maquillaje de culto para las ‘beauty junkies’. A simple vista parece asequible pero conseguir un resultado favorecedor y, lo que es más importante, con dos rabillos simétricos, requiere maña… ¿o quizás solo un ‘eyeliner’ con plantilla? Veamos cómo se hace el deseado ‘cat eye’ paso a paso.

UN MAQUILLAJE CON OJOS DE GATO EN SOLO 3 PASOS

Todas hemos vivido uno (o varios) momentos como este. Te haces la raya del ojo y, cuando vas a dibujar el rabillo, compruebas con horror que la anhelada mirada de gato se transforma en la de un tierno oso panda. ¿Qué has hecho mal? No lo sabes, pero ahora ya no importa. Con Flash Cat Eye de L’Oréal Paris se acabaron los intentos fallidos. Este eyeliner líquido incorpora una plantilla muy fácil de usar que te permite dibujar dos rabillos idénticos en función de la forma de tus ojos. Da igual lo hábil que seas: tienes el resultado asegurado. ¡Compruébalo siguiendo este paso a paso!
$name
1
Comienza dibujando el rabillo, que es la parte más delicada de este maquillaje de ojos. Para eso, retira la plantilla de tu Flash Cat Eye y sitúala en el extremo exterior del ojo. Comprueba que la base de la forma del aplicador está alineada con la línea de agua inferior.
Coloca la plantilla del eyeliner Flash Cat Eye de L’Oréal Paris alineada con el borde de tu ojo y rellénala para dar forma al rabillo característico de la tendencia cat eye.
$name
2
Sostén la plantilla firmemente y rellena la silueta con el ‘eyeliner’. Verás que no te cuesta nada porque su punta flexible y ultrafina se desliza como la seda.
$name
3

Ahora, retira la plantilla y estira la piel del párpado hacia la sien en sentido ascendente. A continuación, delinea la línea de las pestañas superiores desde el rabillo. Procura que el trazo se vaya afinando a medida que te acerques al lagrimal. Repite el proceso en el otro ojo —tómate tu tiempo para colocar bien la plantilla— y, ¡ya tienes tu mirada felina a punto! ¿A que ha sido facilísimo? Por si necesitas verlo más claro, te dejamos un videotutorial por aquí.

5 TRUCOS PARA UN ‘CAT EYE’ TODAVÍA MÁS PERFECTO

  • Refuerza el efecto lifting del rabillo con una máscara que aporte volumen y longitud a tus pestañas superiores (sobre todo las de los extremos).
  • Si buscas un resultado más llamativo —al estilo pantera—, sitúa la plantilla ligeramente más alejada de la esquina exterior de tu ojo.
  • Una vez tengas tu delineado con rabillo, repásalo ligeramente con la punta del eyeliner para intensificar el trazo. Controlando el pulso, por supuesto.
  • No pestañees mientras rellenas el hueco de la plantilla.
  • Respeta el grosor que marca el rabillo al hacerte la raya. Cuanto más fina y sutil quede, mejor.

¿Alguien pedía un par de rabillos idénticos? ¡Ya los tienes! Practica hasta ser una auténtica máquina en esto del maquillaje cat eye. Y, cuando domines la técnica, da el salto al siguiente nivel de las miradas felinas con la tendencia foxy eyes. Tu plantilla (y tu debilidad por los rabillos) te van a durar más de 7 vidas.

Saltar the carrusel: cat-eyes

Usa estos productos

Hacerte un ‘cat eye’ nunca fue tan fácil