Si quieres pasar de morena a rubia, necesitas un plan como este

¿Cómo te verías de rubia? Si te lo estás preguntando día sí y día también es por algo. Pero, ¿por qué no hacerle caso a tu instinto capilar? ¿Por miedo a las decoloraciones o a que el resultado no sea el que esperas? ¡Hora de superar esas barreras! Sigue estos pasos y verás que pasar de morena a rubia no es para tanto.

LAS 3 ETAPAS PARA PASAR DE MORENA A RUBIA

Salvo que seas castaña clara, para cambiar tu tono moreno natural por un rubio (que también se vea natural) tendrás que ir aclarando tu melena progresivamente. Lo bueno es que así vas valorando cómo te ves con el pelo más claro y puedes parar a tiempo en caso de duda. ¿Convencida entonces? ¡Vamos allá!
1

¿Qué tipo de rubio quiero?

Pregunta importantísima que tienes que hacerte antes de embarcarte en esta aventura. Debes decidir si vas a por todas con un platino —plantéatelo seriamente si llevas un corte pixie— , si aspiras a un rubio claro o si quieres jugar a las medias tintas con un bronde. Para eso, ten en cuenta tus facciones, color de piel y ojos. 
2

Decoloración previa

Cuanto más oscura sea tu base morena, más tiempo y decoloraciones serán necesarias. Piensa que tinte sobre tinte no aclara, es decir, que no por superponer distintas coloraciones vas a llegar a ser rubia. Y otro dato importante: no debes teñirte entre decoloraciones. Conviene tener paciencia y esperar a aclarar el pelo lo suficiente antes de darle el color definitivo con un tinte. 

Nuestro consejo es que empieces por unas mechas ombré porque así vas viendo el efecto sin llegar a perder la base oscura. ¿Que vas a por el platino? Entonces aclara tu melena progresivamente y da el paso final con el decolorante para rubias Blonde Bleach Colorista Effects de L’Oréal Paris. Es muy sencillo de usar y proporciona un look hiperclarito en menos de una hora.
3

El tinte

Una vez hayas pasado por las decoloraciones pertinentes, llega el momento de darle el tono deseado a tu pelo. Antes de nada, ten muy en cuenta las precauciones que encontrarás en el envase del tinte —una de las más comunes es esperar al menos 15 días después de una decoloración—. Con esto en mente, te recomendamos que elijas una coloración permanente, inspirada en las rutinas profesionales de peluquería como Excellence Creme. Dentro de su gama de rubios encontrarás acabados ceniza, dorados, claros o muy claros… ¿Lo mejor? Cualquiera de estos tintes de pelo le aportará a tu cabello un triple cuidado y un color radiante libre de canas. Además, gracias a su textura en crema, son facilísimos de aplicar. 

CÓMO CUIDAR EL PELO TEÑIDO DE RUBIO

  • Utiliza productos para cabellos teñidos. El champú y el acondicionador de Elvive Color-Vive de L’Oréal Paris te ayudarán a nutrir, suavizar y proteger tu color en cada lavado. ¡Ve haciéndoles sitio en la ducha!
  • Aplícate la mascarilla cada semana. El pelo teñido —en especial de rubio— tiende a ser muy seco. Por eso es tan importante reforzar su nutrición con una o dos sesiones de mascarilla a la semana. 
  • Matiza tu rubio para que no se quede amarillento. El Champú Violeta de Elvive Color-Vive te ayudará a neutralizar los tonos indeseados o demasiado artificiales. Úsalo una vez a la semana acompañado de la Mascarilla Intensiva Violeta, dejando que ambos productos reposen entre 1 y 3 minutos.
  • Protégelo del sol y de otros agentes externos. Los cabellos decolorados son más sensibles a los rayos solares. Así que ya sabes: dobla la hidratación y protégelo de la exposición solar con sombreros o pañuelos, especialmente en verano. ¡Cuidado también con el cloro y la sal!

Pasar de morena a rubia no es un proceso inmediato pero sí muy gratificante… si se hace bien, claro. No le metas prisa al asunto y hazle caso a tu instinto capilar, ¡que rara vez se equivoca!  

Saltar the carrusel: de-morena-a-rubia

Usa estos productos

Pasa de morena a rubia en tu propia casa

Saltar the carrusel: de-morena-a-rubia

¿Quieres saber más?

También te podría interesar…