Para qué sirve el acondicionador y por qué tu pelo lo necesita tanto

Sabes que tienes (por lo menos) uno pero, ¿has dejado que coja polvo y todo? Eso es porque o se te escapa para qué sirve el acondicionador realmente o porque has elegido una fórmula inadecuada para tu cabello. En cualquier caso, nunca es tarde para darle una ‘second chance’.

¿QUÉ ES EL ACONDICIONADOR?

Hay detalles que una sabe por inercia, como que se aplica después del champú o que deja el pelo suave. Pero, ¿qué es exactamente? Pues un producto de cuidado capilar, más ligero que la mascarilla, formulado para sellar las cutículas e hidratar. Cuando nos lavamos el cabello, la capa exterior de la fibra capilar —encargada de frenar las agresiones externas como la exposición solar— queda abierta. Es aquí donde entra en acción el acondicionador, cerrándola de nuevo y dejando el pelo protegido. ¡Y esta es solo una de sus muchas propiedades!
¿Para qué sirve el acondicionador? Para proteger la fibra capilar, suavizar, dar brillo, hidratar y desenredar, entre otros beneficios.

ADEMÁS DE PROTEGER, ¿PARA QUÉ SIRVE?

  • Aporta hidratación. De hecho, se dice de él que es el equivalente a la crema hidratante para la piel, pero en el pelo. 
  • Suaviza. ¿Hay una sensación más agradable que la de un cabello sedoso? 
  • Desenreda y facilita el peinado. De este modo, previene la rotura derivada del cepillado (y los molestos tirones). ¿Quieres hacerte una trenza en mojado o cualquier otro peinado en seco? Será más fácil si lo usas.
  • Da brillo (sin engrasar). Aplicado de medios a puntas potencia el brillo para que tu melena tenga un aspecto más sano y bonito.
  • Previene las puntas abiertas. Al hidratarlas las aplaca hasta que el momento de cortar sea inevitable.
  • Reduce la electricidad estática. ¿Esta te la sabías? Pues sí, fruto de su acción hidratante, ayuda a controlar mejor el cabello, reduciendo las posibilidades de que se encrespe. 

A estas propiedades comunes se suman otras en función del acondicionador que elijas. Los términos para decantarse por uno o por otro son muy similares a los que aplicas cuando buscas el mejor champú para tu pelo. Debes fijarte en la fórmula y, sobre todo, en el tipo de cabello para el que está indicado.

Es importante saber para qué sirve el acondicionador pero también elegir uno adecuado a tu tipo de pelo. Dentro de las gamas de Elvive de L’Oréal Paris está el ideal para ti.
En las gamas de Elvive, por ejemplo, tienes distintos acondicionadores con ingredientes que penetran en el interior del cabello. Está el de acción reparadora de Total Repair 5 con Ceramida; el antirrotura de Full Resist con Arginina, Biotina y Vitamina B5; el de Color-Vive, que fija el color del tinte y lo protege; el nutritivo de Aceite Extraordinario contra la sequedad; y también el Super Acondicionador de Dream Long para desenredar todo tipo de melenas. ¿Vemos cómo se utiliza cualquiera de ellos?

LA RUTINA PARA APLICAR EL ACONDICIONADOR

El modo de uso es muy sencillo. Después de lavar y aclarar el pelo, escúrrelo para eliminar el exceso de humedad y permitir que el producto penetre mejor —puedes darle unos golpes de toalla incluso—. A continuación, coge una cantidad adecuada de acondicionador —una almendra si tienes el pelo fino, entre dos y tres si es abundante— y repártela desde los medios, deslizando las manos de arriba abajo. Incide en la zona de las puntas y deja que actúe un par de minutos. Mientras esperas, ve desenredando con un peine de púas anchas. Por último, aclara con abundante agua tibia y termina con un chorro en frío para ayudar a sellar las cutículas. 

Ahora que sabes para qué sirve el acondicionador y cómo se usa, estamos convencidas de que no dejarás que coja polvo nunca más. Dale dos minutos en cada lavado y él te devolverá una melena brillante, llena de vida y taaaaaan suave…
Saltar the carrusel: para-que-sirve-acondicionador

Usa estos productos

Descubre por ti misma para qué sirve el acondicionador