Peeling químico en casa: guía para conseguir una piel perfecta | L’Oreal Paris

Peeling químico en casa: guía para conseguir una piel perfecta

Seguramente no hace falta que te repitamos de nuevo que la limpieza e hidratación diaria del rostro son claves para presumir de piel. Pero lo que sí es importante es que hagamos hincapié en que la exfoliación también es fundamental para que esté luminosa.

Este gesto es perfecto para eliminar las células muertas y limpiar los poros para así dejar no solo la piel más suave y resplandeciente, sino también para facilitar que esta pueda absorber mejor los productos que le vas a aplicar a continuación. El problema es que las fórmulas granuladas pueden resultar un poco agresivas en algunos casos, por lo que optar por un peeling químico es perfecto, ya que incluso algunos de ellos son aptos para su uso diario.

Los expertos aconsejan exfoliar el rostro una vez a la semana para que esté suave, liso y luminoso; sobre todo en los meses más fríos, que es cuando la piel sufre un engrosamiento y se vuelve más opaca. Pero también debes tener en cuenta que si abusas de la frecuencia, aunque el producto que utilices sea un peeling químico facial en casa, te arriesgas a que surjan problemas como rojeces, irritación o sequedad.
Peeling químico en casa: guía para conseguir una piel perfecta | L’Oreal Paris

Peeling químico vs. peeling mecánico

La principal diferencia que hay entre ambos es que el peeling químico no contiene las partículas típicas de los mecánicos, que en algunos casos pueden causar irritación.
Y, a pesar de que las fórmulas de los segundos ya no contienen las microperlas o cáscara de nuez triturada con las que entraron en el mercado y que podían irritar la piel, sensibilizarla o incluso provocar pequeñas heriditas, ahora también es necesario tener cuidado con sus gránulos. ¿El motivo? Si frotas bruscamente tu rostro con él o incides demasiado en las zonas que más lo necesiten, podrías irritarás la piel.

Las fórmulas de los peelings químicos, a base de ácidos, son más respetuosas con la piel ya que no solo eliminan las células muertas, sino que también estimulan la regeneración. Y, al hacer una exfoliación más suave, son los más indicados para un peeling químico facial en casa respetuoso con las pieles sensibles.

Elige el que más se adapte a tus necesidades, pero nunca combines un peeling químico con uno mecánico, ni tampoco te pases con la frecuencia de aplicación de ninguno d los dos. El mal uso y/o abuso de los exfoliantes altera la barrera cutánea, lo que puede derivar en enrojecimiento, descamación, sequedad, irritación o ardor.
Peeling químico en casa: guía para conseguir una piel perfecta | L’Oreal Paris

Peeling químico facial en casa con ácido glicólico

La ventaja que tienen los peeling químicos es que no actúan por fricción, como los mecánicos, por lo que no es necesario ejercer presión ni manipular demasiado la piel, evitando así dañarla. Los que contienen en su formulación ácido glicólico, como Revitalift Tónico Efecto Peeling con 5% ácido glicólico, son los más indicados para producir una exfoliación suave. Pertenece a la familia de los alfahidroxiácidos y se obtiene de fuentes naturales como algunas frutas, la remolacha y la caña de azúcar. Además, es un potente activo antiedad con unas propiedades exfoliantes suaves y progresivas en el cutis.

Se trata del ingrediente estrella que utilizan los dermatólogos para sus peelings profesionales y que ahora también puedes usar tú para un peeling químico en casa. Basta con que empapes con él un algodón, te lo apliques a diario (mañana y/o noche) con la piel limpia y que no te olvides de salir a la calle sin haberte aplicado un producto con SPF. Sentirás que en tan solo 30 segundos la calidad de tu piel mejora y la notarás más suave y luminosa. En cuatro semanas percibirás la textura refinada y las imperfecciones se reducirán visiblemente. Y transcurridas ocho semanas las manchas oscuras se habrán reducido.